Ingeniería

Microrrobots de alta precisión y buena capacidad para trabajar en grupo

(NC&T) Cada microrrobot tiene una forma parecida a una espátula, pero con dimensiones que se miden en micras, o millonésimas de metro. Son casi 100 veces más pequeños que cualquier robot de su tipo diseñado anteriormente, e incluso pesan menos.

Estos microrrobots pertenecen a la categoría de los sistemas microelectromecánicos (MEMS, por sus siglas en inglés). Y son adecuados para tareas liliputienses como moverse por el interior de un "laboratorio en un chip".

En videos producidos por el equipo, pueden verse dos microrrobots haciendo piruetas al compás de la música de un vals de Strauss en una pista de baile de sólo un milímetro cuadrado.

Este nuevo desarrollo constituye la primera aplicación de un sistema de múltiples microrrobots que no dependen de una conexión externa por cable.

Bruce Donald, profesor de informática y bioquímica de la Universidad Duke, ha estado trabajando sobre varias versiones de microrrobots MEMS desde 1992, inicialmente en la Universidad de Cornell y luego en las de Stanford y Dartmouth antes de venir a la Duke. Las primeras versiones eran conjuntos de brazos ciliares imitando a los microorganismos, que podían mover sobre ellos objetos como microchips, del mismo modo que una persona puede ser trasladada de un lado al otro de una tupida muchedumbre gracias a la acción coordinada de los brazos de los individuos alzados por encima de sus cabezas.

Los microrrobots más recientes tienen alrededor de 60 micras de ancho, 250 de largo y 10 de alto. Cada uno obtiene su energía de una superficie electrizada.

Propulsándose a sí mismos al estilo de una oruga, los microrrobots avanzan en pasos de sólo 10 a 20 milmillonésimas de metro cada uno, pero repetidos tan a menudo como 20.000 veces por segundo.

Los microrrobots pueden ser tan pequeños gracias a que no necesitan estar enlazados con cables a un sistema de control externo. Construidos con las técnicas de fabricación de los microchips, cada uno es diseñado para responder de forma diferente a una sola "señal de control global".

Este control global es semejante a la forma en que las proteínas responden a las señales químicas, según Donald, quien también utiliza algoritmos informáticos para estudiar procesos de interés en la bioquímica y la biología.




Más artículos
Microrrobots de alta precisión
Identificar personas por su forma de andar
Baterías para automóviles híbridos
Fallos en maquinaria industrial
Tipos de paneles solares
Aeronave sin alas
Generar electricidad de un automóvil
Ordenadores del futuro
Imperfecciones de una célula solar
Tecnología de refrigeración de chips
Crecimiento óseo
Sistema de invisibilidad óptica
Electricidad a partir de las olas
Energía solar de las ventanas
Almacenamiento energético por aire comprimido
Ruido en tejados metálicos
Copiar a la naturaleza para volar
Lámparas led de bajo costo
Nanobalanza
Cámara de ojo electrónico