Ingeniería

Un retoque para mejorar la economía de combustible en autos

(NC&T) Un automóvil desperdicia energía de manera casi continua. Tanto si éste circula en primera marcha, en segunda o con una velocidad más alta, sólo existe una sola posición para el acelerador que garantiza el rendimiento óptimo. Acelerar un poquito menos o un poquito más puede causar una pérdida considerable de energía. Un científico ha diseñado una forma de ahorrar energía al capacitar al automóvil para alcanzar más a menudo el rendimiento energético óptimo del motor. Con una modificación relativamente pequeña, es posible reducir el consumo de combustible en un 2,6 por ciento.

Los fabricantes de automóviles son criticados con frecuencia por no lograr una adecuada reducción del consumo de combustible. Para lograr los objetivos de Kyoto, los fabricantes europeos han aceptado reducir la emisión de CO2 para su flota a 140 gramos por kilómetro en 2008. Bastantes fabricantes aún no han logrado la reducción de la emisión. Ford es uno de ellos y la compañía ha estado buscando diligentemente una forma para incrementar la eficiencia de sus automóviles en el uso del combustible.

Una forma de reducir el consumo de combustible es recurrir a los llamados automóviles "híbridos". En estos vehículos, el motor de combustión interna es más eficiente en el uso del combustible debido a que una segunda fuente de energía está disponible: un generador. Si la energía generada por el motor de combustión interna excede en un momento dado a la requerida por las exigencias de la conducción, este generador guarda el exceso de energía en la batería del automóvil. También funciona de manera inversa. El generador puede aportar energía extra si el automóvil necesita más energía que la que el motor de combustión puede suministrar funcionando en su nivel óptimo de aprovechamiento energético. Con esta estrategia, se reduce el consumo de energía en los automóviles híbridos en un 25 por ciento o más.

John Kessels (recién doctorado por la Universidad Técnica de Eindhoven) examinó el posible ahorro sin usar la avanzada tecnología híbrida. Comprobó que el exceso de energía puede ser igualmente usado para cargar la batería del automóvil. Además, el generador, que carga la citada batería, puede apagarse en ciertos casos, lo que lleva a una reducción en el consumo de combustible. El automóvil puede además frenar "eléctricamente", generando energía, que puede ser guardada en la batería.

Con este nuevo método, Kessels puede lograr un ahorro total de combustible del 2,6 por ciento, sin tener que reemplazar ninguna de las partes del automóvil. Basta instalar un programa en el ordenador de a bordo y añadir un pequeño cable.


Más artículos
Convertir calor en electricidad
Detectores fatiga de materiales
Hidrógeno como combustible
Economía de combustible
Salamandra robótica
Submarino robótico
Avión de pila
Gas natural líquido
Membranas invisibles
Nanocables torcidos
Reconocimiento informático de objetos
Nanoelectrodos para sondear
Alfabeto micrométrico
Micromanipulador para micromáquinas
Detector sucedáneos armas químicas
Gafas inteligentes
Hiperlentes ópticas
Luces de freno
Frecuencias de comunicaciones
Camuflaje óptico invisible