Ingeniería

Paño biodegradable para detectar riesgos biológicos

(NC&T) "Es muy económico, no requiere que el usuario esté altamente entrenado para utilizarlo, y podría ser activado para cualquier cosa que se desee encontrar", explica Margaret Frey, Profesora de Ciencia de Fibras en la Universidad de Cornell. "Si usted está trabajando en una planta de envasado de alimentos, por ejemplo, podría aplicarlo en alguna hamburguesa y detectar rápida y fácilmente las bacterias E. coli".

Una vez que esté del todo desarrollado, el paño absorbente biodegradable podría incluir nanofibras conteniendo anticuerpos contra numerosos contaminantes biológicos o productos químicos, y señalaría por un cambio de color u otro efecto, cuándo los anticuerpos se han unido a su blanco. Los usuarios frotarían una superficie con una de estas toallitas; si fuera detectado un contaminante biológico, la superficie podría ser desinfectada y reexaminada con otra toallita para estar seguros de que la contaminación ha sido atajada.

Frey, trabajando con Yong Joo, Profesor de Ingeniería Química y Biomolecular, y Antje Baeumner, Profesora de Ingeniería Biológica y Medioambiental, ambos en la Universidad de Cornell, desarrolló nanofibras con plataformas fabricadas de biotina, un componente del complejo de vitaminas B, y la proteína streptavidina, la cual puede actuar de soporte de los anticuerpos. Las nanofibras, constituidas por un compuesto de polímeros, obtenido a partir del maíz, podrían incorporarse a productos convencionales de papel, para así mantener razonablemente bajo el coste de las toallitas u otras presentaciones del producto.

Las nanofibras, con un diámetro cercano a 100 nanómetros, proporcionan un área superficial extremadamente grande para una buena detección y capacidad de absorción, comparándolas con las fibras convencionales.

Paño biodegradable
Jamie Mullally, a la derecha, y Margaret Frey, observan un paño detector. (Foto: Copyright © Cornell University)
El producto básicamente actúa como una esponja que puede ser utilizada tanto para sumergirla en un líquido como para frotar con ella una superficie. El producto en sí mismo podría transportar y concentrar el contaminante biológico objetivo. Los anticuerpos incluidos en el producto se dirigirán de manera selectiva a cualquier patógeno que se desee buscar. Usando este enfoque tecnológico, se podría, en teoría, poseer la capacidad de obtener rápidamente un producto activo para detectar casi cualquier cosa que resulte peligrosa en ese momento, como la gripe aviar, la enfermedad de las vacas locas o el ántrax (carbunclo).


Más artículos
Fibras de carbono
Potencial de los biochips
Sensores de huellas
Los insectos en robótica
Ahorros en coste energético
Acción de nanopartículas
Interruptor atómico
Guía para invidententes
Plasma para combustible en motores
Microscopio optofluídico
Transistores con una molécula
Paño biodegradable
Turbinas eólicas gigantes
Nanotubos de carbono
Sensor para los tensioactivos
Construyen bateria usando plástico
Nanotubos para olfatear
Energía de los árboles
Chip de silicio
Microrreactores cerámicos