Ingeniería

Más perspectivas sobre el potencial de los biochips

(NC&T) Jim McMullin, profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad de Alberta, y experto en óptica, ofrece soluciones potenciales a algunos de los desafíos que afronta la tecnología necesaria para el concepto del "laboratorio en un chip".

Los biochips, fabricados por los mismos procesos que los microchips presentes en dispositivos electrónicos, son los elementos básicos de una nueva tecnología diseñada para llevar a cabo el diagnóstico que normalmente se hace a gran escala en los laboratorios. La tecnología del laboratorio en un chip promete una mayor eficacia en los exámenes médicos, suministrando con rapidez y a bajo costo la necesaria información sobre la salud celular y genética de un paciente, acelerando así su diagnóstico y tratamiento.

Si bien la tecnología es prometedora, necesita de ligeros ajustes antes de que su comercialización pueda ser realidad. Y aquí es donde entra el trabajo de McMullin. Su chip híbrido y multicapa de silicio / vidrio contiene un sistema óptico integrado que puede eliminar la necesidad de usar lentes voluminosas con el fin de iluminar partes del chip para el análisis.

"Lo que estamos intentando hacer es prescindir del uso de un microscopio, y en su lugar valernos de guías de ondas, integradas en el propio chip, para conducir la luz por los canales hacia los puntos exactos que se quieran observar, y lograr eso a bajo coste, digamos por unos cientos de dólares en lugar de unos cien mil", explica McMullin.

Potencial de los biochips
Dr. Jim McMullin. (Foto: U. Alberta)
La idea de colocar la diminuta óptica dentro del chip tiene por objetivo recolectar y conducir la luz desde o hacia múltiples ubicaciones simultáneamente. La luz puede llevarse a través de las guías ópticas de ondas ubicadas en los bordes del chip, y ser conducida hasta su ubicación precisa.

Esta tecnología no sólo promete hacer más viable al laboratorio en un chip, sino que ayudaría a allanar el camino para posteriores incrementos en su eficacia.

McMullin también está explorando formas de hacer biochips capaces de clasificar células, algo que podría ser particularmente útil en el diagnóstico del cáncer. Para llevar a cabo un examen en busca de células precancerosas, por ejemplo, los especialistas tomarían una biopsia, la cargarían en el chip, éste escogería las células con mayor probabilidad de ser precancerosas, y de este modo los especialistas podrían estudiarlas de inmediato.


Más artículos
Fibras de carbono
Potencial de los biochips
Sensores de huellas
Los insectos en robótica
Ahorros en coste energético
Acción de nanopartículas
Interruptor atómico
Guía para invidententes
Plasma para combustible en motores
Microscopio optofluídico
Transistores con una molécula
Paño biodegradable
Turbinas eólicas gigantes
Nanotubos de carbono
Sensor para los tensioactivos
Construyen bateria usando plástico
Nanotubos para olfatear
Energía de los árboles
Chip de silicio
Microrreactores cerámicos