Indígenas aymara
Ingeniería

De espaldas al futuro

(NC&T) Contradiciendo lo que se creía era un elemento cognitivo universal entre los humanos, la metáfora espacial para la cronología, basada en parte en la orientación y locomoción de nuestros cuerpos, que ubica el futuro delante de uno mismo y el pasado atrás, el grupo amerindio localiza esta abstracción imaginaria al revés: con el pasado delante y el futuro detrás.

El estudio ha sido efectuado por la profesora de lingüística Eve Sweetser de la Universidad de California en Berkeley, y Rafael Núñez, profesor de ciencia cognoscitiva en la Universidad de California en San Diego.

Hasta ahora, todas las culturas y lenguas del mundo estudiadas, desde las europeas y polinesias al chino, japonés, bantú y demás, no sólo han descrito al tiempo con las propiedades del espacio, sino que también todas han representado el futuro como si estuviera delante, y el pasado como si estuviese detrás. El caso Aymara es el primero documentado que se aparta del modelo normal.

La existencia del idioma de los aymara, que viven en las regiones montañosas de los Andes de Bolivia, Perú y Chile, ha sido conocida por los occidentales desde los días más tempranos de la conquista española. Un Jesuita escribió a principios del siglo XVII que el idioma aymara era particularmente útil para las ideas abstractas, y en el siglo XIX fue apodado como el "idioma de Adán". Más recientemente, Umberto Eco ha alabado su capacidad para los neologismos, e incluso se han producido intentos contemporáneos de incorporar la llamada "lógica andina", que agrega una tercera opción al sistema binario usual de verdadero/falso o si/no, en aplicaciones informáticas.

Indígenas aymara
Indígenas aymara. (Foto: Rafael Nunez, UC San Diego.)
Pero, nadie había previamente detallado la radicalmente diferente cartografía metafórica del tiempo que ostentan los aymara.

El hallazgo sugiere que la cognición de tales abstracciones cotidianas como el tiempo es, por lo menos en parte, un fenómeno cultural.

El hecho de que hayamos construido el tiempo en un eje delante-detrás, tratando al futuro y al pasado como si fueran ubicaciones delante y detrás, está fuertemente influenciado por la forma en que nos movemos, por nuestra morfología dorsoventral, por nuestra visión frontal binocular, y por otros factores físicos.

Pero el ejemplo opuesto de los aymara deja claro que hay espacio para la variación cultural. Con los mismos cuerpos, la misma neuroanatomía, neurotransmisores y demás, aquí tenemos un concepto básico que es absolutamente diferente.

El por qué, sin embargo, no se conoce aún con certeza.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Eficiencia de los combustibles
Enfriar chips de ordenador
Sistema de tasación inteligente
Ojo compuesto artificial
Detección precoz enfermedades
Técnicas de nanofabricación
Hallazgos genéticos neandertales
Nanomedicamentos
Medios de almacenamiento magnético
Indígenas aymara
Carreteras con baches
Recuperación de datos en móviles
Combustores sin emisiones
Pruebas de viento para viviendas
Identificación biométrica
Los recubrimientos comestibles se convertirán en los envases del futuro
Motor de combustión interna
Regeneración cartílago rodilla
Robot personal
Desarrollo combustibles limpios