Ingeniería

Robots quirúrgicos portátiles y de bajo costo podrían ser excelentes cirujanos


Los investigadores también están intentando incorporar sensores táctiles en los robots para permitir a los cirujanos sentir el tejido y diagnosticar mejor las afecciones.

"Los robots no realizan las cirugías, pero son herramientas que dan mayor destreza al cirujano", matiza William Peine, profesor auxiliar de ingeniería mecánica en la Universidad Purdue. "Ellos le permiten entrar en espacios cerrados. Y eliminan el temblor de la mano humana, además de ser muy precisos y delicados. Es como si las puntas de los instrumentos fueran las yemas de los dedos del cirujano".

Los robots actuales son complejos, y a menudo requieren un quirófano grande y tiempo extra para su preparación. Los investigadores están intentando desarrollar una nueva clase de robot quirúrgico que sea más pequeño, fácil de usar y pueda prepararse en menos tiempo. Esto daría a los cirujanos la opción de decidir, sobre la marcha, el uso de un robot si resulta necesario.

Los robots quirúrgicos convencionales son el equivalente de un sofisticado automóvil de carreras, comparado con el auto familiar básico. Para algunas cirugías, los cirujanos necesitan un robot complejo, pero para muchas otras no son necesarios. Usarlos sin necesidad sería como emplear un auto de carreras para ir a la tienda de comestibles.

Una innovación importante, que resulta ideal para la cirugía robótica, es una técnica en la que los cirujanos insertan en el cuerpo delgadas sondas, llamadas instrumentos de laparoscopia, a través de pequeñas aberturas, eliminando la necesidad de hacer grandes incisiones que dejan cicatrices y requieren un largo tiempo de recuperación.

Robots quirúrgicos cirujía
William Peine opera un robot médico. (Foto: Purdue News Service/David Umberger )
Sin los robots, los cirujanos manejan las sondas de laparoscopia con un manipulador que permanece fuera del cuerpo. El uso de tales herramientas representa un desafío para los cirujanos porque son dispositivos difíciles de manipular. Por ejemplo, mover uno de ellos en una dirección hace que la sonda se mueva en dirección opuesta dentro del cuerpo. Estos efectos inversos de los movimientos pueden ser difíciles de dominar para un humano, pero un robot puede comprender toda la mecánica y actuar sin los titubeos humanos, eliminando la posibilidad de un movimiento equivocado.

Los robots también pueden usarse para aumentar la destreza de los cirujanos, lo que ha demostrado ser crucial en las intervenciones de cáncer de próstata, porque al cortar o dañar inadvertidamente un nervio localizado cerca de ella se puede producir incontinencia e impotencia. El robot puede llegar al área con mucha precisión, y evitar esos nervios aunque el cirujano se equivoque.

Peine está colaborando con cirujanos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana en un trabajo dirigido a desarrollar sistemas menos costosos que puedan usar las sondas disponibles actualmente.


Más artículos
Autolimpieza nanopartículas
espectrometro barato compacto
Sensor movimiento
Visión materiales transparantes
batería automóviles híbridos
semiconductores emisores luz
Fusión nuclear generador neutrones
aleaciones cristales cromo
Ciberdelito huellas dactilares
Robots quirúrgicos cirujía
Espuma baja densidad TufFoam
Motores aviación silencio
peligro Móbiles aviones
nanopieles dispositivos electrónicos flexibles
Reconocimiento objetos personas cerebro
Uso Hidrógeno autonóviles
Hebras ADN
Rodioquinonas
Láser ultrasónico
Eficiencia de los combustibles