Informática

Se acerca la era de la computación óptica de gran velocidad


(NC&T) Los resultados de esta investigación, llevada a cabo por físicos de la Universidad Estatal de Oregón, representan un importante paso hacia la manipulación de los pulsos de luz de la misma manera conceptual que la electrónica convencional ha manejado desde sus inicios históricos como tecnología, los electrones, por medio de interruptores, semiconductores y transistores.

La ganancia potencial, dicen los expertos, podría ser una nueva generación de computadoras, equipos de comunicaciones y otros dispositivos que ya no estarían atados a la limitada velocidad de los electrones. Ésta puede parecernos muy rápida, pero si se la compara con las posibilidades de la óptica, resulta dolorosamente lenta.

"Por lo menos en teoría, los ordenadores basados en la óptica podrían ser un millón de veces más rápidos que los utilizados hoy", declara Viktor Podolskiy, profesor de física de la citada universidad. "Esto se debe a que las frecuencias de la luz son aproximadamente un millón de veces más veloces que las de los electrones, y los dispositivos que nosotros prevemos estarían basados en la fotónica y no en el movimiento de los electrones".

Por supuesto, algunas aplicaciones importantes de la fotónica ya son de uso común, como los cables de fibra óptica empleados para las telecomunicaciones de alta velocidad, o los lectores de discos ópticos usados en la mayoría de PCs. Pero actualmente no hay ninguna forma de gestionar y manipular la óptica en un dispositivo pequeño de la forma en que pueden controlarse fácilmente los electrones en todos los aparatos, desde los ordenadores a los teléfonos móviles.

Podolskiy y Alexander Govyadinov, del Departamento de Física de la Universidad Estatal de Oregón, encontraron que ciertos nanocables pueden combinarse con un "material de ganancia", un medio luminiscente sólido o líquido, que emita luz, y concentre ésta en áreas diminutas, comparables en dimensiones con los transistores en los procesadores modernos, y permita controlar la velocidad de los pulsos de luz y manipularlos.

Esto podría significar ralentizar el pulso de luz, detenerlo o incluso configurarlo para que la información transmitida a través del material apareciese en el otro extremo a una velocidad más rápida que la de la propia luz, un extraño resultado que parece imposible, pero que en realidad no vulnera las leyes físicas sobre la propagación de las ondas.


Más artículos
Supercomputadora espacial
Computación óptica
Dispositivos magnéticos
Censura en Internet
Bittyran, archivos compartidos
Software de fotografía en 3-d
Gusanos informáticos
Socialización online
Chip molecular
Lectura informatizada de labios
Rediseñar internet
Eternidad virtual
Software accidentes tránsito
Sistema p2p
Sala realidad virtual
Procesamiento cerebral visual
Autoensamblaje de origen natural
Monumentos del pasado
Tecnología de invisibilidad
Cubo de Rubik