Geología

La apertura de un pasaje pudo estar vinculada al enfriamiento antartico


(NC&T) Geólogos de la Universidad de Florida (UF) han usado un elemento químico muy poco habitual, que está presente en dientes de peces diminutos recogidos a kilómetros de profundidad en el océano, con el fin de fechar la apertura de un pasaje en el fondo marino entre el Atlántico y el Pacífico. La apertura, que ocurrió hace millones de años en una era mucho más cálida, permitió la formación de una corriente oceánica alrededor del polo. Ese evento precedió (y puede incluso haber causado) que la Antártida dejase de ser el continente cubierto de árboles que por aquel entonces era, para transformarse en el desolador páramo helado que es hoy.

Ellen Eckels Martin (profesora de geología en la UF) y Howie D. Scher (un graduado doctoral de la UF, ahora en la Universidad de Rochester en Nueva York), llevaron a cabo este estudio.

Los científicos han estado intrigados durante mucho tiempo por el rápido enfriamiento que pareció golpear la Antártida hace más de 30 millones de años, reemplazando bosques de pino boreal con hielo y nieve. El enfriamiento ocurrió en una era muy calurosa, cuando los niveles de dióxido de carbono, el gas responsable del efecto invernadero, eran de tres a cuatro veces mayores que los actuales.

Enfriamiento antártico
Ellen Eckels Martin. (Foto: Ellen Eckels Martin)
Los teóricos habían sugerido que el descenso brusco de las temperaturas podía estar relacionado con la abertura del Pasaje de Drake, una conexión entre el Atlántico y el Pacífico. Pero se ha mantenido una larga controversia sobre cuándo se abrió ese pasaje. Éste es un punto importante porque se sabe que la Antártida está cubierta con hielo desde hace aproximadamente 33,6 millones de años, significando ello que la corriente circumpolar habría tenido que establecerse antes de ese evento si ella se considerase una causa del enfriamiento.

Las estimaciones para la abertura del pasaje han ido desde hace 15 millones de años atrás, hasta hace 49 millones. La investigación de Martin y Scher confirma las fechas más viejas. La fuente de información de los científicos: los isótopos del neodimio.

El neodimio tiene una firma química que varía dependiendo de si vino del Atlántico o del Pacífico. Una vez que el elemento se desprende por erosión de rocas en el océano, queda atrapado en arcillas y minerales, que forman sedimentos en el lecho marino. Esto significa que los científicos pueden usarlo para determinar el origen y movimiento de las corrientes del océano.

Los dientes de los peces están compuestos de un mineral llamado apatita, el cual alberga neodimio del fondo marino. Este es el motivo de que los investigadores de la UF se concentrasen en el examen de los dientes.

Los geólogos obtuvieron los dientes de muestras sedimentarias procedentes del Atlántico Sur. Los sedimentos fueron fechados con una antigüedad de más de 40 millones de años. El análisis reveló que el neodimio de los dientes tenía la firma del Pacífico, indicando por lo menos una conexión de superficie entre los océanos.

La presencia a gran profundidad en el Atlántico de neodimio con una firma del Pacífico, sugiere que las aguas superficiales del Pacífico fluyeron en el Atlántico Sur, donde se enfriaron y hundieron hacia las profundidades.


Más artículos
Efecto vida geología
Genoma marsupial mamíferos
Arcilla sedimentaria formas vida
Predicción terremotos subducción
Lagos Antártida
Nápoles arupción Vesubio peligro
Cráter Sahara
Estallido rayos gammaa
<
teoría terremotos masivos
Esférulas de vídrio
Rutas de comercio África
Enfriamiento antártico
Caldera de Vilama
La sacudida de un seísmo activa las réplicas
Sistemas magnéticos y patrones pluviales
Terremoto falla San Andrés
Vida en Marte
Alerta tsunamis
Las rocas crecen