Geología

Retroceso del litoral e incendios arrasadores

El resultado es un paisaje costero carcomido por penetraciones marinas. Tales penetraciones del mar contradicen por completo la creencia muy extendida de que la transformación del litoral será gradual.

El estudio ha sido llevado a cabo por Benjamin Poulter, de la Universidad Duke. Sus hallazgos sobre el impacto de los incendios en el perímetro costero plantean si evitar incendios o realizar quemas periódicas controladas son las mejores estrategias en áreas que están siendo gradualmente inundadas por la elevación progresiva del nivel del mar resultante del recalentamiento global.

En sus análisis, Poulter mapeó cómo la vida de las plantas responde a una de las tasas más altas de elevación del nivel del mar a escala mundial (de aproximadamente 30 a 40 centímetros por siglo) a lo largo del litoral occidental de dos estuarios interconectados en Carolina del Norte, el Pamlico y el Albemarle.

Como punto de partida, Poulter aprovechó nuevos datos digitalizados de alta resolución que, según él, habilitan el primer análisis sensible de elevaciones inferiores a 1 metro por encima del nivel del mar. Se ha predicho que el nivel del mar habrá registrado ascensos del orden de un metro para el año 2100.

Recubriendo esos mapas con fotografías aéreas hechas en los años 1932, 1969 y 1998, Poulter pudo evaluar visualmente cuán lejos habían avanzado los humedales costeros en áreas forestales en varios puntos dentro de esta zona crítica de inundación durante un período de 66 años.

Mirando estas fotografías, él y sus colaboradores encontraron que hay áreas que no han cambiado en nada, algunas donde se han producido cambios graduales de sólo varios metros, y otras donde grandes extensiones de bosque se han convertido en pantanos.

Los científicos inicialmente se acogieron a la hipótesis de que, dado que el nivel del mar sube gradualmente, todos los cambios también serían graduales. Pero las fotografías mostraron que, en algunos lugares, el bosque se retira en grandes tramos. Esos retrocesos han sido aproximadamente de 200 metros en los últimos 70 años.

Visitando algunos de esos sitios de retroceso notable, Poulter descubrió árboles muertos con cicatrices causadas por el fuego, en medio de las hierbas de pantano invasoras. Eso lo llevó a consultar los registros locales de incendios del Servicio estadounidense de Pesca y Fauna Silvestre, en los cuales figuran, desde 1970, los puntos de ignición donde se originó cada incendio.

Cuando superpuso digitalmente estos puntos de ignición en el paisaje digitalizado, encontró una correlación. Resultó que donde más frecuentes fueron los fuegos, más probable era la retirada del bosque en esta modalidad discontinua, a tramos.


Más artículos
Peso del Amazonas
Cambios en huracanes
Cambio climático
Arrecifes de coral
Agua aire húmedo meteorología
Creación montañas
Terremoto de San Francisco
Fenómenos lumínicos en el mar
Retroceso litoral efectos incendios
Extinción especies marinas
Dinámica de taludes rocosos
Cambio climático global
Supervivencia terremoto asiático
Desertización Tierra
Nubes tropicales y cambio climático
Bosques antiguos calentamiento global
Orígenes población europea actual
Almacenamiento dióxido carbono
Método fechar corteza oceánica
Hundimiento Edmund Fitzgerald