Naturaleza terremotos
Geología

Un descubrimiento ayuda a entender la naturaleza de los terremotos

(NC&T/UAB) La investigación se ha publicado en la revista "Physical Review Letters" y demuestra que el período de tiempo entre un terremoto y el siguiente depende del tiempo que ha pasado entre terremotos anteriores. Aunque se trata de una dependencia estadística, el descubrimiento puede ayudar a mejorar las estimaciones de riesgo.

Algunos ejemplos de fenómenos críticos que encontramos en la naturaleza son el momento en que el agua cambia de estado para pasar de manera continua de líquido a vapor, o cuando un imán se encuentra en el punto crítico en que deja de estar imantado a causa de una temperatura elevada. En este último caso, el imán presenta una característica que sólo se da en el momento del cambio de estado: la autosimilitud a diferentes escalas.

Si la temperatura no llega a un valor crítico, entonces los imanes microscópicos responsables del campo magnético que observamos se encuentran ordenados, apuntando mayoritariamente en la misma dirección. Si la temperatura está por encima el valor crítico reina el desorden, cada imán microscópico apunta en direcciones al azar y no observamos un campo magnético global. En el momento en que la temperatura es crítica, justo en la frontera, los imanes microscópicos que apuntan en una misma dirección se encuentran agrupados en pequeños núcleos. Si los observamos desde más lejos, estos núcleos también se encuentran agrupados en núcleos de núcleos, y así sucesivamente. Esto es la autosimilitud a diferentes escalas.

Naturaleza terremotos
El investigador Álvaro Corral. (Foto: Jordi Pareto)
Lo que ha descubierto el investigador de la UAB es que esta autosimilitud a diferentes escalas se da del mismo modo en la distribución temporal de los terremotos. Es decir, si se toma nota de los diferentes temblores que ha habido en una zona determinada a lo largo de un período de tiempo, se observará que están agrupados, pero lo más sorprendente es que si este período de tiempo se hace más largo, se observará que los grupos de terremotos también están agrupados en núcleos más grandes. Y así sucesivamente, para cualquier escala de tiempo, con terremotos de cualquier magnitud, y para cualquier área de cualquier lugar del planeta. Esto tiene una implicación fundamental a la hora de determinar el tipo de fenómeno que constituyen los terremotos: en lugar de ser caóticos, como se podría pensar, los físicos pueden considerar que son fenómenos críticos.

Tal y como asegura el investigador, "para que esta estructura autosimilar pueda existir, el papel de las correlaciones entre terremotos ha de ser muy importante, es decir, el tiempo entre terremotos ha de depender de los terremotos anteriores, de una manera muy determinada". Corral aclara que "esto no quiere decir que la dependencia sea determinista, no permite determinar cuándo tendrá lugar el próximo terremoto, pero si que se trata de una dependencia estadística clara que puede ayudar a mejorar las estimaciones de riesgo".
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Extinción dinosaurios
Hawai suelo cultura
Evolución climática
Deshielo glaciares
Perforanción Atlántico
Meteorito Los Blázquez
Océano antiguo
Vida Tierra
Mapa Tierra
Terremoto asiático oscilaciones
Volcanes Samoa
Riesgo volcanes Tenerife
Dendrocronología
Fotos tsunami
Niveles ozono huracanes
Subsuelo islas volcánicas
Recuperación calentamiento global
Bacterias vinos espumosos
Naturaleza terremotos
Enfriamiento Tierra volcanes