Recuperación calentamiento global
Geología

Tras un calentamiento global, la recuperacion es muy lenta

(NC&T) James Zachos, profesor de ciencias de la Tierra en la Universidad de California, Santa Cruz, dirigió un equipo internacional de científicos para analizar los sedimentos marinos depositados durante un período de calentamiento global extremo conocido como Máximo Termal del Paleoceno-Eoceno (PETM). Las columnas de sedimento extraídas de perforaciones en el fondo del océano revelaron un cambio abrupto en la química marina al comienzo del PETM hace 55 millones de años, seguido por una larga y lenta recuperación.

"La mayoría de las personas no han pensado acerca del destino a largo plazo de todo ese dióxido de carbono que arrojamos al entorno, y lo que significa eliminarlo del sistema. Hay una larga escala de tiempo para la recuperación, decenas de miles de años, antes de que el dióxido de carbono atmosférico comience a regresar a los niveles preindustriales", ha alertado Zachos.

Los océanos tienen una capacidad tremenda de absorber el dióxido de carbono de la atmósfera. Los resultados de un gran esfuerzo internacional de investigación publicados el año pasado indicaron que los océanos han absorbido ya casi la mitad del dióxido de carbono producido por la humanidad en los pasados 200 años.

Sin embargo, cuando el dióxido de carbono se disuelve en agua, ésta se hace más ácida. La acidificación del océano comienza en la superficie y se extiende hacia abajo a medida que las aguas superficiales se mezclan con la de capas más profundas. Las columnas de sedimento estudiadas por Zachos y sus colaboradores muestran los efectos de una acidificación rápida del océano durante el PETM. La acidificación fue más severa que lo que habían esperado, sugiriendo que la cantidad de dióxido de carbono que entró a la atmósfera y activó el calentamiento global durante el PETM era mucho más grande que lo que pensaban previamente.

Estos cambios en la química del océano durante el PETM coincidieron con una marcada reducción en la biodiversidad marina. Por ejemplo, muchas especies de fitoplancton que moraban en el fondo y que formaban conchas de calcita se extinguieron, posiblemente como resultado directo de la acidificación del océano.

Desde el año pasado, los científicos han empezado a descubrir cambios similares en la química del océano en respuesta a la elevación del dióxido de carbono atmosférico a partir del consumo de combustible fósil y otras actividades humanas. Los investigadores han empezado también a inquietarse sobre los efectos ecológicos potenciales de la acidificación del océano. Cualesquiera que sean los efectos del presente incremento del dióxido de carbono atmosférico, tendremos probablemente que vivir con ellos durante mucho tiempo. Incluso después de que los humanos dejemos de quemar combustibles fósiles, los impactos tendrán una larga duración.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Extinción dinosaurios
Hawai suelo cultura
Evolución climática
Deshielo glaciares
Perforanción Atlántico
Meteorito Los Blázquez
Océano antiguo
Vida Tierra
Mapa Tierra
Terremoto asiático oscilaciones
Volcanes Samoa
Riesgo volcanes Tenerife
Dendrocronología
Fotos tsunami
Niveles ozono huracanes
Subsuelo islas volcánicas
Recuperación calentamiento global
Bacterias vinos espumosos
Naturaleza terremotos
Enfriamiento Tierra volcanes