Subsuelo islas volcánicas
Geología

Vislumbran las raices de las islas volcánicas

(NC&T) Los especialistas están ahora relacionando los rasgos geológicos en la superficie, con la actividad dinámica a gran profundidad en el interior de la Tierra.

El equipo, conformado por Sebastian Rost y Edward Garnero de la Universidad Estatal de Arizona, Quentin Williams de la Universidad de California en Santa Cruz, y Michael Manga de la Universidad de California en Berkeley, ha detectado recientemente una zona de velocidad ultra baja (ULVZ), es decir una región donde las ondas sísmicas se propagan muy lentamente, y que está ubicada bajo el suroeste del Océano Pacífico. Es una región pequeña y muy aislada, posiblemente compuesta de material fundido del manto, y situada en la frontera núcleo-manto.

Esta zona de material exótico puede ser, de hecho, la "raíz" de los conductos del manto que conectan el núcleo de la Tierra con su superficie. Específicamente, los investigadores han encontrado una mancha en la frontera núcleo-manto, a 3.000 km de profundidad, que puede desempeñar un papel importante en la formación y existencia de islas volcánicas y cadenas insulares como Hawai.

Han identificado una pequeña burbuja de roca parcialmente fundida en la base del manto sólido. La singular burbuja mide unos 50 km de lado a lado, y 8 km de profundidad. Su densidad es significativamente mayor que la del medio que la rodea y los investigadores la asocian a un conducto de material caliente. Éstos pueden llegar a generar volcanes superficiales como los de Hawai o Islandia. Ahora los científicos quizá averigüen la causa de estas "chimeneas".

Puede ser que cada chimenea tenga una de estas burbujas en su fuente. Los modelos geodinámicos muestran que estas estructuras de denso material no se mueven mucho en el manto. Así que, mientras que el manto es convectivo, estas espesas aglomeraciones de material no son desplazadas de forma considerable. Pueden, de hecho, proporcionar una raíz estable para los longevos conductos del manto, y pueden ser la razón de la existencia de las cadenas de islas como Hawai.

El equipo estudió una parte de la capa fronteriza entre el núcleo y el manto de la Tierra, al este de Australia y ligeramente al sur de Nueva Caledonia. Esta zona se ha considerado tradicionalmente como bien definida y predecible. Los investigadores están encontrando ahora que la frontera núcleo-manto es una zona de gran complejidad y muy dinámica.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Extinción dinosaurios
Hawai suelo cultura
Evolución climática
Deshielo glaciares
Perforanción Atlántico
Meteorito Los Blázquez
Océano antiguo
Vida Tierra
Mapa Tierra
Terremoto asiático oscilaciones
Volcanes Samoa
Riesgo volcanes Tenerife
Dendrocronología
Fotos tsunami
Niveles ozono huracanes
Subsuelo islas volcánicas
Recuperación calentamiento global
Bacterias vinos espumosos
Naturaleza terremotos
Enfriamiento Tierra volcanes