Levitación elementos pesados
Física

Levitación de los elementos más pesados

(NC&T) El equipo liderado por los profesores Laurence Eaves y Peter King, de la Universidad de Nottingham, describe por primera vez cómo mezclas de oxígeno y nitrógeno en los estados líquido y gaseoso proporcionan flotabilidad suficiente para hacer levitar una amplia variedad de objetos, incluyendo una moneda de 1 libra esterlina, y metales pesados como oro, plata, plomo y platino.

Algunos materiales, llamados diamagnéticos, tienden a magnetizarse en dirección opuesta al campo magnético aplicado. La levitación magnética se produce cuando la fuerza en tales objetos es lo bastante fuerte para equilibrar el peso del objeto mismo. Si se sumerge el objeto en un fluido tal como el oxígeno gaseoso, la levitación puede ser reforzada por el efecto de flotación causado por un "Efecto de Arquímedes" magnético.

El oxígeno líquido, componente principal en la propulsión de muchos cohetes, es muy comburente. Es potencialmente peligroso usarlo, pero hace mucho más fácil el hacer flotar objetos densos usando imanes comercialmente disponibles, porque refuerza el efecto de flotabilidad debido al magnetismo inherente de cada molécula de oxígeno diamagnético. Esto permite que floten objetos tan pesados como el oro usando imanes de baja potencia. Eaves y King y sus colaboradores han investigado ahora el uso de una mezcla más segura de nitrógeno líquido y oxígeno, y encontrado la mezcla óptima para hacer flotar objetos pesados con seguridad, haciendo posibles las aplicaciones comerciales de esta tecnología.

Hacer levitar objetos pesados de esta manera tiene una gran variedad de aplicaciones potenciales, sobre todo en las industrias minera y farmacéutica. En la minería de piedras preciosas como los diamantes, un método para filtrar con precisión las gemas deseadas de la roca y el suelo circundante vale su peso en oro.

Se puede usar esta tecnología para seleccionar y clasificar con precisión los minerales. Bajo vibración, puede arrojarse mena pulverizada en el aire, y, sometidos a la acción del imán, los diferentes componentes experimentan distinta gravedad efectiva. Por consiguiente tienden a caer con distintos tiempos, y, después de un rato, la vibración los ha ordenado en diversas bandas de acuerdo a su densidad. El método puede distinguir entre componentes con diferencias muy pequeñas en densidad, permitiendo extraer las partes valiosas que se requieran.

El laboratorio de investigación de Peter King y sus colegas es también la única instalación en el Reino Unido que se especializa en experimentos de gravedad cero. Es actualmente utilizado por varios grupos de investigación, incluyendo uno que estudia cómo germinan y crecen las plantas en condiciones de gravedad cero, un conocimiento esencial para los vuelos espaciales de larga duración.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Comunicación lumínica
Armas nucleares subterráneas
Rayos Gamma tormentas
Materiales granulares
Levitación elementos pesados
Centenario Teoría Relatividad
Mapas energia eólica
Diodo luz multicolor
Caracterización microestructural aceros
Electrónica fotónica luz
Detectores fotones
Aceleración objetos hipervelocidad
Exámen dedo
Dinámica electrónica
Nueva forma de materia
Principio licuación
Nuevas partículas
Número mágico
Reacciones fusión nuclear
Nanoosciladores