Electrónica

Nuevo proceso de fabricación de un nanocompuesto mejora los condensadores

(NC&T) Debido a sus elevadas propiedades dieléctricas, el titanato de bario ha sido objeto de interés por mucho tiempo para su empleo en los condensadores, pero hasta hace muy poco los científicos habían sido incapaces de producir una buena dispersión del material dentro de una matriz de polímero.

Usando ácidos diseñados especialmente para encapsular y modificar la superficie de las nanopartículas, investigadores del Centro para la Fotónica y la Electrónica Orgánicas, del Instituto Tecnológico de Georgia, pudieron superar el problema de la dispersión de partículas que obstaculizaba la creación de un nanocompuesto uniforme.

Los nuevos materiales nanocompuestos han sido probados a frecuencias de hasta un megahercio, y, según los investigadores, es plausible que funcionen a frecuencias aún más altas. Aunque los nuevos materiales podrían tener aplicaciones comerciales sin otras mejoras, su contribución más importante puede ser la de haber demostrado la eficacia de la nueva técnica de encapsulado con la que los han hecho. Dicha técnica podría tener amplias aplicaciones en otros materiales nanocompuestos.

Debido a su propiedad de almacenar y descargar rápidamente la energía eléctrica, los condensadores se utilizan en una amplia variedad de productos cotidianos, como los ordenadores y los teléfonos móviles. Y, debido a la creciente demanda para energizar vehículos y otros nuevos equipos con electricidad, también tienen aplicaciones importantes en esos campos.

Nanocompuesto mejora los condensadores
Joe Perry y Philseok Kim muestran el dispositivo que han hecho con el nuevo material. (Foto: Georgia Tech)
Aunque los nuevos materiales ya pueden ofrecer suficiente ventajas para justificar su comercialización, los investigadores creen que existen posibilidades de mejorar su funcionamiento. También quieren variar algunos aspectos de la producción para hacer muestras más grandes con las que experimentar (hasta ahora, han sido producidas en películas de cinco por ocho centímetros aproximadamente), y ponerlas a disposición de otros investigadores que quieran desarrollar aplicaciones adicionales.

Los investigadores están trabajando ahora en el empleo de estos nuevos nanocompuestos en transistores de películas delgadas orgánicas, en los cuales se utilizan técnicas basadas en disoluciones para fabricar componentes electrónicos baratos.

Más allá de los condensadores, hay muchas áreas donde el nuevo material puede ser útil. Entre las aplicaciones potenciales, figuran ciertos transistores, pantallas y otros aparatos electrónicos. Con este nuevo material resulta posible lograr una capa altamente dieléctrica que puede incorporarse en esos dispositivos.


Más artículos
Nanocompuesto mejora los condensadores
Transistores transparentes
Almacenar datos en dispositivos electrónicos
Memoria electrónica
circuitos integrados
Electrónica del carbono
Récord de alta frecuencia en un circuito
Microchip con más eficiencia energética
Candados únicos en los microprocesadores
Conexiones de cobre
Frecuencia en un microrresonador
Movimiento en robots
Circuitos de silicio se pueden estirar y doblar
Diodos láser eléctricos de plástico
Pantalla de matriz activa
Electrónica transparente
Litografía para microchips
Transistores espintrónicos de plástico
Circuitos tridimensionales para chips
Componentes electrónicos deformables