Ecología

Exodo microbiano en la recesión de un glaciar peruano

(NC&T) El descubrimiento es el primero en revelar cómo se establece y desarrolla la vida microbiana en uno de los ambientes más extremos de la Tierra. Y, según Steve Schmidt, profesor de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Colorado en Boulder, el hallazgo puede ayudar a entender cómo pudo quizá florecer la vida en Marte durante alguna etapa de su historia. El estudio también proporciona nuevos y reveladores datos sobre cómo los microorganismos se adaptan al calentamiento global en los ecosistemas fríos de la Tierra.

Los investigadores encontraron que tres especies de microorganismos fotosintéticos, concretamente cianobacterias, colonizaron el suelo durante el primer año, ya fuese descendiendo desde diminutas cavidades de tierra atrapadas en el glaciar menguante, o volando hasta allí por acción del viento, como esporas.

Sólo tres años después, ya había una veintena de especies diferentes de bacterias creciendo a partir del carbono y nitrógeno gaseosos de la atmósfera. En el cuarto año, la diversidad había aumentado de manera asombrosa en aquel suelo que resultaba tan poco apropiado para sostener vida.

La investigación se efectuó de 2000 a 2005 en el Glaciar Puca en Perú, que retrocede hacia las zonas altas a razón de 20 metros por año. El trabajo se basó en recolectar muestras de suelo, analizar su composición química y medir su resistencia.

Recesión de un glaciar
El Glaciar Puca. (Foto: Steve Schmidt/University of Colorado)
Otro descubrimiento inesperado en el Glaciar Puca fue cómo los microbios estabilizaron el suelo, impidiendo la erosión en la pendiente, gracias a que usaron su estructura filamentosa para tejer una matriz protectora y excretaron un azúcar pegajoso que produce la aglutinación de las partículas del suelo.

Se descubrió además que la tasa de fijación de nitrógeno, el proceso por el cual el nitrógeno gaseoso es convertido por las bacterias en amoníaco y nitrato, útiles como fertilizantes, aumentó unas 100 veces en los primeros cinco años.

En resumen, estos resultados indican que las bacterias fotosintéticas y fijadoras de nitrógeno desempeñan un papel importante en la producción de nutrientes y facilitan la sucesión ecológica en los suelos cercanos a uno de los glaciares en retroceso ubicados a mayor altitud en la Tierra.




Más artículos
Formación de metano en los océanos
Calentamiento Ártico
Tormentas de arena del Sáhara
Rayos X de los relámpagos
Biodiversidad amazónica
Caza furtiva de elefantes
Teoría sobre el desarrollo de los monzones
Escasez de lluvia en África
Conexión climática de la Antártida
Niveles atmosféricos de CO2
Extinción masiva de vida marina
Contaminación en el Ártico
Sistemas de circulación de aire en la Tierra
Zonas protegidas para corales
Reacciones ecológicas
Acumulación crítica de CO2
Lagos alpinos
Subida del nivel del mar este siglo
Modelos climáticos en la petaescala
Recesión de un glaciar