Ecología

Hacia los modelos climáticos en la petaescala

(NC&T) Un equipo de investigadores del NCAR, la Universidad de California en Berkeley y otras instituciones, está trabajando ya para generar los nuevos modelos.

El desarrollo de supercomputadoras lo bastante potentes como para analizar décadas de datos en un abrir y cerrar de ojos marca un hito tecnológico capaz de traer cambios importantes para la ciencia, en especial para todas aquellas labores de investigación que impliquen simulaciones de enorme complejidad o el procesamiento de cantidades ingentes de datos.

La velocidad de computación se mide en cuántos cálculos se pueden realizar en un segundo. Las supercomputadoras de petaescala pueden efectuar 1.000.000.000.000.000 cálculos por segundo, una velocidad asombrosamente alta incluso cuando se las compara con las supercomputadoras convencionales.

El factor que más limita las predicciones climáticas fiables en las resoluciones más altas no es la carencia de ideas científicas sobre la cuestión a analizar, sino la capacidad computacional para incorporar esas ideas y trabajar con ellas. Por tanto, este nuevo proyecto representa un importante paso para mejorar la precisión de las predicciones sobre el clima y para proporcionar a la sociedad la información sobre el Cambio Climático que resulte más útil para poder adaptarse a él.

Modelos climáticos en la petaescala
Nuevos modelos computacionales cuya envergadura alcance la petaescala, están muy cerca de convertirse en una realidad práctica. (Foto: NOAA)
Los investigadores solían asumir que se puede predecir el clima sin tener en cuenta al tiempo meteorológico, es decir, que éste no tenía impacto alguno en la predicción del clima. Ahora han descubierto que el tiempo meteorológico sí tiene un impacto importante en el clima, más allá de los efectos obvios puntuales, un resultado que es fundamental para el proyecto de mejorar las predicciones del tiempo meteorológico y del clima, así como las proyecciones del Cambio Climático.

Ante este aumento de la capacidad de computación, Ben Kirtman, miembro del equipo de investigación, ha desarrollado una novedosa estrategia de modelado del tiempo meteorológico y del clima, diseñada para aislar las interacciones entre estos.

Este trabajo sirve como un programa piloto para preparar la incorporación en la investigación científica de sistemas computacionales más potentes, que actualmente siguen siendo un reto de ingeniería y de implementación.

"Esto marca la primera vez que tendremos disponibles los recursos computacionales para ocuparnos de estos retos científicos de manera exhaustiva", subraya Kirtman. "La información de este proyecto servirá como una piedra angular para la computación a petaescala en nuestro campo, y ayudará a hacer progresar el estudio de las interacciones entre los fenómenos del tiempo meteorológico y el clima a escala global".




Más artículos
Formación de metano en los océanos
Calentamiento Ártico
Tormentas de arena del Sáhara
Rayos X de los relámpagos
Biodiversidad amazónica
Caza furtiva de elefantes
Teoría sobre el desarrollo de los monzones
Escasez de lluvia en África
Conexión climática de la Antártida
Niveles atmosféricos de CO2
Extinción masiva de vida marina
Contaminación en el Ártico
Sistemas de circulación de aire en la Tierra
Zonas protegidas para corales
Reacciones ecológicas
Acumulación crítica de CO2
Lagos alpinos
Subida del nivel del mar este siglo
Modelos climáticos en la petaescala
Recesión de un glaciar