Ecología

Las zonas protegidas para corales están en lugares inadecuados

(NC&T) El equipo, dirigido de modo conjunto por la Universidad de Newcastle y la Wildlife Conservation Society, de Nueva York, dictamina que se necesita una acción urgente para impedir el colapso de este importante ecosistema marino.

La investigación es el mayor estudio de su tipo que se haya llevado a cabo, cubriendo 66 sitios frente a las costas de siete países en el Océano Indico, y abarcando una década.

Las actuales zonas de protección fueron fijadas para proteger la pesca a finales de los años sesenta y comienzos de los setenta del pasado siglo, antes de que el Cambio Climático fuera reconocido como un problema importante.

El equipo, en el que figuran expertos del Reino Unido, Australia, EE.UU., Suecia y Francia, encontró que las zonas, de tamaños modestos, no están funcionando debidamente para proteger a los arrecifes de coral contra los efectos del Cambio Climático.

Zonas protegidas para corales
Las zonas escogidas para la conservación de corales están en lugares que resultan inadecuados para el propósito de proteger a los arrecifes de coral. (Foto: U. Newcastle)
La conclusión a la que han llegado es que si bien las zonas existentes no deben eliminarse, se necesitan nuevas áreas en los lugares correctos para proteger a los corales contra los efectos de la elevación de las temperaturas.

Los autores del estudio insisten en que es crucial actuar sobre el sistema en su conjunto, si se pretende que las comunidades de los arrecifes de coral tengan alguna esperanza de sobrevivir a los efectos del calentamiento global.

El investigador principal Nick Graham, de la Escuela de Ciencia y Tecnología Marinas de la Universidad de Newcastle, señala la urgencia de tomar medidas: "Necesitamos un enfoque completamente nuevo y necesitamos actuar ahora".

Se necesitan nuevas zonas protegidas centradas en las áreas de las cuales se ha comprobado que se están librando de los principales efectos nocivos del Cambio Climático o recuperándose de los mismos. Pero se necesita de un mayor énfasis en la estrategia que los expertos consideran la más eficaz: incrementar la resistencia del sistema en su conjunto, lo que quiere decir reducir tantas amenazas localmente derivadas como sea posible.

Los corales suelen morir por una combinación de presiones sobre su capacidad de supervivencia. Por eso, lo que se necesita hacer es reducir en toda el área el impacto humano directo, como la sobrepesca, la contaminación y la sedimentación, algo que a corto plazo está más a nuestro alcance que regular las condiciones físicas y químicas de los océanos.

Eliminando todas esas otras tensiones, le estamos dando al coral la mejor oportunidad posible de sobrevivir y recuperarse de los cambios en la temperatura oceánica que se avecinan por culpa del Cambio Climático Global.




Más artículos
Formación de metano en los océanos
Calentamiento Ártico
Tormentas de arena del Sáhara
Rayos X de los relámpagos
Biodiversidad amazónica
Caza furtiva de elefantes
Teoría sobre el desarrollo de los monzones
Escasez de lluvia en África
Conexión climática de la Antártida
Niveles atmosféricos de CO2
Extinción masiva de vida marina
Contaminación en el Ártico
Sistemas de circulación de aire en la Tierra
Zonas protegidas para corales
Reacciones ecológicas
Acumulación crítica de CO2
Lagos alpinos
Subida del nivel del mar este siglo
Modelos climáticos en la petaescala
Recesión de un glaciar