Ecología

El calentamiento del Océano Índico, culpable de la progresiva escasez de lluvia en África

(NC&T) La lluvia en el África oriental durante la estación lluviosa, que abarca desde Marzo hasta Mayo, ha disminuido un 15 por ciento aproximadamente desde los años ochenta, según los registros de las estaciones terrestres y los satélites. Los análisis estadísticos muestran que esta disminución se debe a las irregularidades en el transporte de humedad entre el océano y la tierra, un fenómeno ocasionado a su vez por el aumento de las temperaturas del Océano Índico, según las conclusiones de esta investigación.

"En los últimos 10 ó 15 años se han visto reducciones particularmente peligrosas de la pluviosidad en los sensibles ecosistemas de África Oriental, tales como los de Somalia y el Este de Etiopía", explica Molly Brown, experta del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, y coautora del estudio. "Queríamos saber si la tendencia continuaría o si el clima empezaría a ponerse más húmedo".

Para averiguarlo, el equipo de investigadores analizó los datos de precipitaciones estacionales históricas sobre el Océano Índico y la costa oriental de África en el período que abarca de 1950 al 2005. Encontraron que las disminuciones de la lluvia en Etiopía, Kenia, Tanzania, Zambia, Malawi y Zimbabwe se correspondían con los aumentos de lluvia sobre el océano.

Emplearon modelos digitales que describen la atmósfera y los datos climáticos históricos para identificar y validar la fuente de esta interconexión. Chris Funk, de la Universidad de California, en Santa Bárbara, y sus colegas mostraron que el transporte de humedad desde el mar hacia la tierra fue interrumpido por el aumento de las lluvias sobre el océano.

Escasez de lluvia en África
Temperaturas de la superficie del mar y la vegetación terrestre. (Foto: NASA)
La combinación de las evidencias aportadas por modelos y datos históricos sugiere fuertemente que el calentamiento antropogénico del Océano Índico conduce a un aumento de la lluvia sobre el océano, lo cual a su vez agrega energía a la atmósfera. Los modelos indicaron que de hecho, la energía agregada podría crear un patrón climático que reduce el flujo de humedad desde el mar hacia la tierra, transportando aire seco al continente africano, y reduciendo así las precipitaciones en él.

Luego, el equipo investigó si la disminución de las lluvias sobre el África oriental continuaría o no. Con la colaboración de investigadores del USGS (U.S. Geological Survey), que cofinanció el estudio, el equipo utilizó 11 modelos climáticos para simular los cambios futuros de la lluvia. Diez de los once modelos concordaron al indicar que hasta el año 2050, la lluvia sobre el Océano Índico continuaría aumentando, privando de precipitaciones a la costa oriental de África con un ritmo de un 15 por ciento de descenso cada 20 ó 25 años.




Más artículos
Formación de metano en los océanos
Calentamiento Ártico
Tormentas de arena del Sáhara
Rayos X de los relámpagos
Biodiversidad amazónica
Caza furtiva de elefantes
Teoría sobre el desarrollo de los monzones
Escasez de lluvia en África
Conexión climática de la Antártida
Niveles atmosféricos de CO2
Extinción masiva de vida marina
Contaminación en el Ártico
Sistemas de circulación de aire en la Tierra
Zonas protegidas para corales
Reacciones ecológicas
Acumulación crítica de CO2
Lagos alpinos
Subida del nivel del mar este siglo
Modelos climáticos en la petaescala
Recesión de un glaciar