Derretimiento de glaciares
Ecología

El derretimiento de los glaciares no es un proceso simple

(NC&T) La variabilidad en tan corto espacio de tiempo subraya el problema de asumir que el derretimiento de los glaciares y la elevación del nivel del mar ocurrirán necesariamente en una progresión lineal, según el autor principal de este estudio, Ian Howat, investigador en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de Washington, y del Centro Nacional de Datos sobre el Hielo y la Nieve en la Universidad de Colorado. El estudio llega un año después de que un artículo en la revista Science reveló que las descargas de los glaciares de Groenlandia se habían duplicado entre el 2000 y el 2005, lo que condujo a algunos científicos a especular que tales cambios indicaban una progresión lineal.

"Aunque las velocidades de derretimiento de estos dos glaciares se han estabilizado, no sabemos si permanecerán estables, si crecerán, o si se continuarán colapsando en el futuro próximo", advierte Howat. Esto se debe a que la forma de los glaciares ha cambiado de modo muy notable.

El punto principal del nuevo estudio es que el comportamiento de estos glaciares puede cambiar mucho de año en año, por lo que no es viable pronosticar el comportamiento futuro a partir de registros cortos de cambios recientes. El calentamiento futuro puede conducir a súbitos e intensos episodios de deshielo, más que a un incremento lineal sostenido en el derretimiento de los mismos.

Es importante poder contar con modelos informáticos precisos de los glaciares de la Antártida y de Groenlandia, porque el 99 por ciento del hielo glaciar de nuestro planeta se halla en estos dos lugares. El hielo glaciar ocupa el segundo puesto en importancia, después de los océanos, en la lista de los mayores depósitos de agua del planeta.

Derretimiento de glaciares
El glaciar Helheim, descargando según instantáneas de varios años de diferencia. (Foto: Ian Howat/UW Applied Physics Lab)
Hallazgos previos publicados un año atrás mostraron que los glaciares de Groenlandia habían duplicado sus descargas al mar entre el 2000 y el 2005, pero estos resultados, matiza Howat, estaban basados en "instantáneas" de las descargas tomadas con cinco años de diferencia.

El nuevo estudio añade detalles sobre el segundo y el tercero de los glaciares más grandes de Groenlandia, Kangerdlugssuaq y Helheim. Ambos están en la parte suroeste de Groenlandia.

En Kangerdlugssuaq, el 80 por ciento del incremento total de la descarga se produjo en menos de un año, en el 2005, y fue seguido por una caída posterior del 25 por ciento. En Helheim, la descarga se incrementó entre el 2000 y el 2003, y luego aumentó en una cantidad aún mayor entre el 2004 y el 2005. Sin embargo, este ritmo cayó en el 2006 hasta un valor muy cercano al del año 2000.

Los resultados de la investigación apuntan a que la forma de estos dos glaciares cambió a medida que afrontaban la acción del mar. Esos cambios ejercieron de freno. Los glaciares perdieron hielo a medida que sus bordes frontales comenzaron a fragmentarse. La pérdida de masa hizo elevarse otras secciones, que también se fragmentaron. Los frentes se estabilizaron cuando el hielo había retrocedido a zonas menos profundas en los fiordos.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Comportamiento de los árboles
Animales marinos invasivos y sus parásitos
Máximo calentamiento global
Propagación de la gripe aviar
Adaptación al cambio climático
Bosques tropicales
2007 record en temperaturas
Clima en el Pérmico medio
El cambio climático y los peces
Cambio climático ártico
Matemáticas y cólera
Fauna marina antártica
Contaminación con aerosoles
Superviviencia de las especies
Alerta para los peces
Derretimiento de glaciares
Corales con aspergillosis
Peces en ecosistemas
Agua subglacial antártica
Ola de calor