Ecología

Brusca retirada del hielo podría traer veranos sin hielo en el Ártico en el 2040

(NC&T) El estudio, realizado por un equipo de científicos del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Washington, y de la Universidad McGill, analiza el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero sobre el Ártico. Los escenarios, procesados en supercomputadoras, muestran que la extensión de hielo sobre el mar cada septiembre puede verse reducida tan abruptamente que, en alrededor de 20 años, podría empezar a retirarse cuatro veces más rápido que en cualquier otro momento hasta ahora observado.

"Ya hemos sido testigos de pérdidas considerables en la cubierta de hielo del mar, pero nuestra investigación sugiere que su decrecimiento en las próximas décadas podría ser mucho más dramático de lo que nunca antes haya podido ocurrir", advierte la científica del NCAR Marika Holland (autora principal del estudio). Estos cambios están ocurriendo de un modo sorprendentemente veloz".

Al respecto de la variabilidad año tras año del hielo sobre el mar Ártico, para gran parte del siglo XX, el modelo recreó con precisión la expansión y contracción del área cubierta por los hielos de un verano al otro, basándose en los ciclos climáticos naturales. Para fines del siglo XX, sin embargo, esa tendencia se rompió, y el hielo comenzó a retirarse significativamente a causa del calentamiento global.

Los científicos primero comprobaron la fiabilidad del modelo simulando fluctuaciones en la cubierta de hielo desde 1870, incluyendo un significativo encogimiento del hielo durante la última parte del verano desde 1979 hasta el 2005. La simulación se ajustó muy estrechamente a las observaciones reales, una señal de que el modelo recoge adecuadamente la variabilidad climática actual en la zona ártica.

Hielo en el Ártico
La cubierta de hielo en el Ártico en 2040. (Foto: UCAR)
El equipo entonces hizo que el modelo extrapolase la situación futura de la pérdida del hielo. Los resultados de la simulación indican que si continúan emitiéndose gases de efecto invernadero a la velocidad actual, la futura cubierta de hielo del mar Ártico experimentará períodos de relativa estabilidad seguidos por una retirada abrupta de esos hielos. Para el 2040, sólo una pequeña parte de la cubierta perpetua de hielo que hoy cubre el Ártico permanecerá junto a ciertas costas de Groenlandia y Canadá, mientras que la mayor parte de la cuenca ártica estará libre de hielo en septiembre. El hielo invernal también perderá gran parte de su espesor, desde 3 metros y medio de grosor, hasta menos de un metro.
Selva amazónica

Más artículos
Explotación pesquera
Cambio climático
Tormentas eléctricas
Enfriamiento global
Clima para los insectos
Competencia por el alimento
Especies oceánicas
Criaturas oceánicas
Enfriamiento del clima
Animales acuáticos
Arrecifes de coral
Vapor de agua
Estación de huracanes
Océano antártico y calentamiento global
Hielo en el Ártico
Calentamiento global
Guerra nuclear
Medio ambiente
Temperaturas oceánicas
Bosques del mundo