Rastreo seguimiento paquidermos
Ecología

Nuevo método de rastreo puede ayudar a paquidermos en peligro

Se trata de un nuevo método para comprender la conducta del elefante y ayudar a asegurar su supervivencia.

El estudio involucró análisis de "isótopos estables" de carbono y nitrógeno en el pelo de la cola de elefantes africanos para determinar qué comían y dónde, mientras eran rastreados con collares GPS (Sistema de Posicionamiento Global).

Los elefantes están en peligro internacionalmente, pero su estado concreto varía desde una población local abundante en algunas partes del sur de África y en ciertas áreas protegidas de otros lugares, a una situación crítica de peligro en vastas regiones de África central.

Dado que necesitan espacio para deambular, y que la población humana está aumentando dentro del área del elefante, hay inevitables conflictos. Rastrear la dieta de un elefante a través de los isótopos estables define sus necesidades dietéticas esenciales y puede ser de ayuda en la planificación del uso de la tierra. La muy detallada información de los isótopos y el rastreo pueden ayudar a que los investigadores definan mejor el espacio crítico mínimo necesitado por los elefantes y otros animales.

El geoquímico Thure Cerling, autor principal del estudio y profesor de geología, geofísica y biología en la Universidad de Utah, llevó a cabo la investigación con el zoólogo Iain Douglas-Hamilton (de la Fundación Save the Elephants en Nairobi, Kenya, destinada a la protección de los elefantes), y con investigadores de la Universidad de California en Berkeley, la de Oxford, y la de Utah.

En el nuevo estudio, Cerling y sus colegas analizaron el pelo en las colas de elefantes africanos en la Reserva Nacional de Samburu en Kenya. Los cabellos de una treintena de centímetros de largo eran recogidos cuando se inmovilizaba brevemente a los elefantes mediante armas cargadas con dardos tranquilizantes, para que se les pudiera colocar collares GPS de rastreo por radio o nuevas baterías para éstos.

Rastreo seguimiento paquidermos
Elefantes africanos de la reserva de Samburu. (Foto: George Wittemyer )
La fundación Save the Elephants ha colocado 80 collares GPS en elefantes durante la última década, para identificar sus hábitats y sus corredores de viaje. Las metas de esta iniciativa incluyen la conservación de los citados hábitats, proteger los corredores y minimizar los conflictos con los humanos.

Los científicos estudiaron isótopos del pelo de la cola y/o los registros de rastreo GPS para siete elefantes desde el 2000 hasta julio del 2002.

Los isótopos en el pelo de la cola de seis elefantes revelaron que pasaban su tiempo en las áridas tierras bajas de Samburu, y que se alimentaban de árboles y arbustos. Sin embargo, durante la estación lluviosa comieron pastos que florecieron gracias al clima húmedo.

El séptimo elefante, un macho llamado Lewis, actuó de modo diferente. Lewis comió pastos de las tierras bajas en un santuario durante las épocas lluviosas, viajando después unos 40 kilómetros, a las montañas, donde se alimentaba de arbustos y árboles durante el día, y hacía incursiones en los campos de maíz de los granjeros por la noche. Poco después de que finalizase la investigación, Lewis sufrió múltiples disparos, muy probablemente efectuados por un granjero, como resultado de su incursión en campos de cultivo. Murió en la reserva de Samburu un año después del final de la investigación.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Canto aves alarma ecologica
Causas calentamiento global
Problemas secuestro carbono calentamiento global
Permafrost ártico derretición
Rastreo seguimiento paquidermos
Cianobacterias degradación hidrocarburos
Calentamiento global cambios climáticos
Madera tratada arsénico
Contaminación automóviles marcas
Cambio climático extinción anfibios
Pesca excesiva reducción talla peces
Extinción enfermedad cambio climático
Abejas aves polizinadores plantas
Etanol combustible verde ecológico
Biodiversidad especies árboles
Reservas indígenas deforestación Amazonia
Regla Metabolismo plantas
Reciclaje escasez metales
Glaciación Europa cambio climático
Nuevas especies Nueva Guinea