Nuevas pistas sobre las actividades cotidianas de los primeros humanos

Una investigación aporta nuevos datos sobre el uso que se hacía de grandes herramientas como los raspadores de gran formato documentados hace sobre 2,5 millones de años, pero de los que aún se desconocen muchas funcionalidades

IPHES/DICYT Se sabe que hace más de 2,5 millones de años en África los homininos ya utilizaron herramientas de piedra de gran volumen, pero de algunas de ellas, como los raspadores de gran formato (heavy-duty scrapers), aún se desconoce toda la variedad de usos que tenían. Es por este motivo que un equipo del IPHES (Institut Català de Paleoecología Humana i Evolució Social) ha realizado una amplia revisión histórica y arqueológica, y ha experimentado a partir de piezas encontradas en Orce (Granada), con una antigüedad de sobre 1,3 millones de años.

Un rascador de gran formato es un útil que dispone de una extremidad convexa y muy abrupta, con rastros de uso, tales como marcas de trituración o retoques irregulares. Estas grandes herramientas podrían haber sido utilizadas para la carnicería u otros tipos de tareas diarias que incluyeran materiales como la madera, los tendones o las pieles. Así lo explican en el artículo recientemente publicado en la revista Comptes Rendus Palevol: “Defining heavy-duty scrapers: their appearance and significance in ancient stone toolkits” (Definiendo los raspadores de gran formato: su aparición y relevancia en los conjuntos de herramientas de piedra antiguos) los miembros del IPHES Deborah Barsky, Josep Maria Vergès, Stefania Titton, Miquel Guardiola y Robert Sala, que han llevado a cabo la investigación en colaboración con Isidro Toro-Moyano del Museo Arqueológico y Etnológico deGranada.

Rascador de piedra

Morfotipo de rascador de gran formato de piedra calcárea de Barranco León (Orce, Granada) – Foto: IPHES.

Los raspadores de gran formato fueron interpretados como herramientas intencionalmente manufacturadas en los años 60 y 70 del siglo pasado. Después pasaron a ser contempladas como núcleos en estadios de explotación iniciales. Sin embargo, estas herramientas tienen estigmas y evidencias de utilización posterior. La publicación ofrece una visión global que contribuye a comprender el significado funcional de los raspadores de gran volumen, así como importantes nuevos resultados arqueológicos y experimentales sobre tecnologías de percusión durante el Pleistoceno inferior y medio, es decir, entre hace 2,5 millones de años y 100.000 años.

Esta investigación es fruto de un proyecto más amplio, que se está llevando a cabo desde el 2010, con respecto a la interpretación de herramientas de gran volumen que siempre están presentes en los conjuntos líticos muy antiguos. El objetivo es obtener información sobre los tipos de actividades que los primeros humanos llevaban a cabo cotidianamente.

Los autores proporcionan una amplia revisión de la documentación que trata la renovación de la definición de los raspadores de gran formato como tipo de herramienta, de acuerdo con su representación cronogeogràfica en los principales yacimientos arqueológicos. Están documentados desde los inicios de la fabricación de herramientas de piedra, durante el periodo cultural Olduvayense, que comenzó en África hace unos 2,5 millones de años. Se caracterizan por su superficie plana, orientada perpendicularmente a un borde abrupta y convexa que muestra extracciones de lascas pequeñas, retoques abruptos y marcas de aplastar.

Se han identificado piezas que coinciden con esta descripción en los yacimientos atribuidos al Olduvayense en África, por ejemplo, en el Bed I de Olduvai Gorge (Tanzania, 1,8 millones de años) y Fejej FJ-1a ( Etiopía, 1,9 millones de años), y también en yacimientos euroasiáticos como Dmanisi (1,8 millones de años, Georgia) o Barranco León y Fuente Nueva 3 (Orce, España, 1,4 y 1,2 millones de años, respectivamente), entre otros.

Arqueología experimental

Los resultados muestran que el morfotipo de rascador de gran volumen persistió a través del Olduvayense Evolucionado (aproximadamente 1.6-1.5 millones de años), por ejemplo en Koobi Fora, en Kenia, y en Ubeidiya, en Israel. Fue posteriormente reemplazado durante el período cultural del Achelense de grandes lascas (1,5 millones de años a 800.000 años), por los llamados raspadores masivos realizados sobre grandes lascas (inglés: massive scrapers), por ejemplo, los yacimientos del Bed II de Olduvai Gorge, en Tanzania o en Gesher Benot Ya’akov, en Israel. Durante el Achelense tardío, las herramientas más pequeñas hechas sobre núcleos y lascas regulares (francés: rabots) presentan características similares que, más tarde, a partir del Paleolítico medio, se fusionan con el grupo de herramientas retocadas de raspadores con borde abrupto (francés: grattoirs).

La arqueología experimental ha permitido a los miembros del equipo IPHES poner a prueba los usos posibles o probables de los raspadores de gran volumen para realizar diferentes tipos de actividades de percusión; incluyendo el trabajo de madera, de hueso, de carne y de tendones. Los experimentos han dado lugar a la hipótesis de que los raspadores de gran formato podrían haber servido de herramientas para trabajar materiales blandos (carne, tendones) sobre yunque de piedra.

Referencia bibliográfica
Deborah Barsky, Josep Maria Vergès, StefaniaTitton, Miquel Guardiola, Robert Sala Ramos, Isidro Toro Moyano, 2018. “Definingheavy-duty scrapers: their appearance and and significance in ancient stonetoolkits”. Comptes Rendus Palevol 17 (3), 201-219.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *