Una ‘spin-off’ de la Politécnica de Cartagena desarrolla un sistema para prevenir la sequía

Coincidiendo con la celebración hoy del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, la consultora hispano-holandesa FurureWater, vinculada a la Universidad Politécnica de Cartagena, ha anunciado el desarrollo del primer módulo de un sistema operativo para la detección temprana, seguimiento y caracterización de las sequías.

El desarrollo se está realizando en el marco del proyecto GESEQ (Gestión de Sequías), de tres años de duración y un presupuesto global del 150.000 euros, financiado en un 40% por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del programa Torres Quevedo, explica a Sinc Sergio Contreras, coordinador del proyecto.

El sistema operativo incluirá valores como el verdor de la vegetación, las precipitaciones y la cantidad de agua en embalses, ríos y presas

La sequía, que es un problema constante en España, está este año afectando grandemente al sureste ibérico, donde se ha registrado, de septiembre a mayo, el periodo más seco desde que se tienen registros de lluvias, hace 150 años. Por ello, dice Contreras, “es tan importante disponer de un sistema de caracterización que permita tomar medidas preventivas tanto a los agricultores como a los gestores del agua”.

El sistema operativo constará de varios módulos que medirán valores como el verdor de la vegetación, las precipitaciones y la cantidad de agua disponible en los embalses, ríos y presas. “Queremos combinar muchos índices, que serán procesados por el sistema y luego generarán automáticamente un indicador global que permita realizar una alerta temprana sobre la llegada de la sequía y caracterizar su severidad”, añade.

Satélite de la NASA

Por el momento, FutureWater tiene listo el módulo que mide el llamado índice verde normalizado (del inglés NDVI o Normalized Density Vegetation Index)  que obtiene de imágenes procesadas por el satélite Modis de la NASA, cuya misión es la observación de la Tierra.

Según Contreras, este índice de satélite detecta la cantidad de biomasa verde, o fotosintéticamente activa, contenida en una porción de superficie. “En periodos con abundancia de precipitaciones resultan esperables mayores tasas de generación de biomasa verde o verdor. Si se calcula la desviación o anomalía del verdor de una superficie concreta respecto del valor promedio observado a lo largo de un periodo, se obtiene una medida indirecta de la severidad de la sequía y sus efectos sobre la vegetación natural y los cultivos”.

Con este índice se puede comprobar que la escasez de precipitaciones desde el pasado 1 de octubre ha sido especialmente intensa en el sureste español. El  verdor de la vegetación medido a finales de abril fue muy inferior a los valores promedios registrados en el periodo 2002-2012.

Los usuarios serán las confederaciones hidrológicas, los agricultores e incluso las aseguradoras que gestionen daños y perjuicios por sequias

Tras comprobar el buen funcionamiento del índice de verdor, los investigadores de FutureWater afrontan ahora el desarrollo de otros módulos con indicadores que no proceden de satélites sino de estaciones pluviométricas y foronómicas (las que miden el caudal circulante de ríos y arroyos).

También tienen previsto añadir la información del volumen de embalses y presas. “Con todo esto tendremos una información global y completa”, señala este experto en ecohidrología de zonas áridas.Los usuarios serán las confederaciones hidrológicas, los agricultores e incluso las aseguradoras que gestionen daños y perjuicios por sequias

Varios tipos de sequía

El investigador explica que existe cierto desfase en la percepción de la sequía. “La primera que se aprecia es la meteorológica, cuando deja de llover; luego se ve en la agricultura de secano, ya que solo se nutre de la lluvia. El consumo y los cultivos de regadío tardan más  en verse afectados porque se recurre al agua almacenada en los embalses, pero cuando estos se empiezan a vaciar, ya se nota por las restricciones en hogares y regadíos”.

FutureWater está buscando “un indicador global que caracterice todos los tipos de sequía: la meteorológica, la agronómica y la socioeconómica”, dice Contreras

“Los usuarios de este sistema operativo serán las confederaciones hidrológicas que ya han mostrado mucho interés, también los agricultores e incluso las aseguradoras que gestionen daños y perjuicios por sequias”, concluye en coordinador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *