Advierten de los peligros que acarrean la globalización y las TIC al medio rural

Un artículo publicado por la Universidad de Alicante en la revista Geographos alerta sobre los riesgos que la globalización y las Tecnologías de la Información y la Comunicación acarrean al medio rural y su desarrollo. Según este estudio, «están provocando mayor exclusión en el medio rural debido, en parte, debido al aumento en la brecha digital». Asimismo, La apuesta por el sector turístico dentro del medio rural, amparado en el concepto de multifuncionalidad, está provocando el desistimiento en la promoción de la actividad agrícola tradicional. 

Un estudio liderado por la Universidad de Alicante y liderado por la investigadora Rosa María Jiménez Abad, ha investigado el papel de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la globalización en el medio rural.

Según sus resultados, la localización aislada de los alojamientos turísticos y las características de la sociedad de la información son aspectos que obligan a centrar esfuerzos para reducir la brecha digital existente entre los espacios rural y urbano.

Jiménez Abad afirma: «Lo agrícola debe seguir siendo el elemento esencial y distintivo de lo rural»

«Si no se aplican estrategias para aumentar el acceso y uso de las TIC, y se utilizan éstas para fomentar un turismo al margen de la actividad agrícola tradicional, difícilmente se estará contribuyendo al desarrollo rural», asegura Jiménez Abad. Para ejemplificar esta brecha digital la autora ha tomado como ejemplo los datos de la comarca valenciana de El Comtat.

El estudio hace un repaso a las políticas agrorrurales comunitarias y sus diferentes fondos de financiación, incide en los efectos de la globalización y las consecuencias para las grandes multinacionales, y aventura la difícil definición del medio rural ante la generalización e implantación de las TIC.

Jiménez Abad afirma: «Lo agrícola debe seguir siendo el elemento esencial y distintivo de lo rural», y critica el excesivo apoyo que se da al turismo rural frente al que se otorga a otras medidas, como las relacionadas con el fomento de la artesanía y servicios, o la valorización y comercialización de productos agrarios.

Sobre el turismo rural advierte de que entraña sus riesgos, como es la especulación en el mercado del suelo, y puede acabar en grandes desequilibrios. «Es muy complicado lograr que los habitantes del medio rural sean los verdaderos protagonistas de las prácticas turísticas, que no se vean amenazados los recursos ecológicos y que el turista encuentre esa forma turística basada en la experiencia», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *