Las semillas de pimiento Hatch llegaron a la estación espacial en una misión de reabastecimiento de SpaceX en junio y fueron plantadas rápidamente por el astronauta de la NASA Shane Kimbrough.

«Finalmente, hice mis mejores tacos espaciales hasta ahora: carne de fajita, tomates y alcachofas rehidratados y pimiento HATCH», tuiteó la astronauta Megan McArthur.

Los astronautas tienen acceso a una amplia variedad de comidas liofilizadas y preenvasadas con las que se reabastecen regularmente pero aprender a cultivar productos frescos a millones de kilómetros de la Tierra será clave para las misiones más largas.

«El reto es desarrollar la capacidad de alimentar a las tripulaciones en la órbita terrestre baja y luego mantener a los exploradores durante futuras misiones más allá de la órbita terrestre baja a destinos como la Luna, como parte del programa Artemis, y eventualmente a Marte», explicó Matt Romeyn, investigador principal del experimento Plant Habitat-04 de la NASA.

«Estamos limitados a los cultivos que no necesitan ser almacenados o procesados intensamente».

El cultivo de pimientos no sólo puede ser beneficioso para la salud física de los astronautas, sino también para su salud psicológica, según Romeyn.

Los astronautas de la NASA plantaron las semillas de pimiento Hatch en un Advanced Plant Habitat, una cámara de crecimiento equipada con más de 180 sensores y luces LED que son controladas por una tripulación en el Centro Espacial Kennedy.

Pimientos Estacion Espacial Internacional
Los humanos han llevado una nueva forma de vida al espacio exterior cuando los astronautas de la NASA cosecharon los primeros pimientos de la historia a bordo de la Estación Espacial Internacional

Una cámara similar conocida como Sistema de Producción de Vegetales ha estado cultivando durante unos seis años, incluyendo lechuga, col, col rizada y flores de zinnia.

Un equipo del Centro Espacial Kennedy plantó un grupo de control de pimientos en condiciones casi idénticas en la Tierra para ver si la microgravedad y otros factores del espacio afectaban al crecimiento de los pimientos Hatch.

«El sabor picante de un pimiento viene determinado por las condiciones ambientales de cultivo», explicó LaShelle Spencer, directora del equipo científico del proyecto PH-04. «La combinación de microgravedad, la calidad de la luz, la temperatura y la humedad de la zona de la raíz afectarán al sabor, así que será interesante averiguar cómo crecerá, madurará y sabrá la fruta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here