Cómo cuidar la piel durante el verano

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y uno de los más importantes. Cuidarla adecuadamente es fundamental, sobre todo en esta época del año. Aquí tienes unos consejos básicos para lucir una piel saludable

Dra. Amparo Rodríguez/DICYT Llega el verano y con él las vacaciones, el sol, la playa y la piscina. Llevamos un año esperando por todo esto, pero, si no somos cuidadosos, los efectos de las vacaciones sobre la piel podrían ser visibles todo el año o incluso durante toda la vida. Y no exageramos, ya que los efectos perniciosos del sol sobre la piel son acumulativos a lo largo de los años.

¿Te gustaría llevarte tan solo recuerdos positivos de tus vacaciones? Pues entonces deberías de seguir una serie de consejos básicos para el cuidado de tu piel en esta época del año.

El sol, el cloro de la piscina y el salitre del mar ayudan a resecar la piel, de modo que es importante tenerla bien hidratada antes de las vacaciones.

¿Cómo cuidar tu piel antes de exponerte al sol?

Es muy importante cuidar la piel antes de la exposición al sol. Es recomendable que antes de las vacaciones acudamos a un centro de dermatología estética para comprobar el estado de nuestra piel y realizar, por ejemplo, una exfoliación.

La exfoliación elimina todas las células muertas de la piel y favorece la regeneración de la misma. Si se va a tomar el sol, esto hará que el moreno que se adquiera sea más uniforme y más bonito, ya que la piel estará sana y cuidada.

Dado que el sol, el cloro de la piscina y el salitre del mar ayudan a resecar la piel es importante tenerla bien hidratada antes de las vacaciones, así los daños serán los menos posibles. Un tratamiento hidratante en profundidad ayudará a que la piel esté en su mejor estado. Además, se verá más luminosa y bonita, por lo que dará mucho más gusto mostrarla.

Incluso antes de irse de vacaciones es importante usar un protector solar cuando vamos a trabajar. Caminando por la calle o en el coche el sol puede darnos en la cara, el escote o los brazos e incluso es posible que cause rojeces. Si durante todo el año se utiliza una protección baja para la piel del rostro que suele estar incluida en la crema hidratante, en verano hay que utilizar una más alta que será de acuerdo con el tipo de piel.

Los riesgos de no usar protector solar

Hoy son de sobra conocidos los riesgos del sol en la piel. Incluso las personas mayores, que jamás utilizaron un protector solar durante su juventud, lo hacen ahora sabedoras de la importancia que tiene poner una barrera protectora sobre la piel.

Cuando no se usa protector solar los riesgos son varios:

  • Envejecimiento prematuro de la piel. Cuando se toma el sol en exceso y sin protección, la piel acaba sufriendo de envejecimiento prematuro. Las primeras arrugas aparecen antes y la piel pierde además luminosidad, lo que hace que su aspecto se avejente todavía más.
  • Aparición de manchas en el rostro, cuello o manos. La aparición de manchas en la piel está asociada a la edad, al uso de tratamientos hormonales pero también directamente a la acción del sol. Estas manchas pueden llegar a ser muy intensas y causar un verdadero problema estético.
  • Quemaduras en la piel. Tomar el sol sin precauciones puede causar quemaduras en la piel que pueden ser incluso graves. Para evitar que esto suceda no solo hay que usar protector solar, sino que hay que evitar las horas en las que el calor es más fuerte, esto es, las del mediodía.
  • Se aumenta el riesgo de cáncer de piel. El cáncer de piel es uno de los más frecuentes y puede ser mortal dependiendo del tipo que se padezca y el estadio en el que se encuentre. Dado que los efectos del sol son acumulativos, es muy importante protegerse siempre y acudir al dermatólogo si vemos que aparece alguna mancha en la piel o un lunar que ya se tiene cambia de color o de forma.

El sol no solo actúa sobre la piel, también lo hace sobre los ojos. No usar gafas de sol o utilizar unas que no protejan adecuadamente puede ser causa de muchos problemas visuales, el más frecuente, las cataratas.

La Dra. Amparo Rodríguez, especialista en Dermatología.

No solo es importante usar protector solar, sino también saber qué protector hay que utilizar en función del tipo de piel y hacerlo en la cantidad adecuada. Recientes estudios apuntan a que la mayoría de la gente se pone muy poca crema protectora para evitar brillos o sensación pringosa, por lo cual no están debidamente protegidos. Usa una crema de calidad, que no deje sensación grasa en la piel, pero utiliza una capa lo suficientemente generosa como para dar una buena protección.

Tampoco se debe de olvidar que es imprescindible volver a ponerse crema cada vez que uno se baña y, en todo caso, cada dos horas. De esta manera, la piel estará protegida y podremos aprovechar todas las ventajas del sol, que también son muchas.

Cuidados básicos para después del sol

Tras tomar el sol, estar en el mar o en la piscina, es importante ducharse nada más llegar a casa. A continuación, se debe de aplicar una crema hidratante en todo el cuerpo. Si hay rojeces o sensación de calor se puede optar por una crema after sun que ayudará a mantener una sensación fresca y agradable durante toda la noche.

Aunque las cremas hidratantes son muy buenas y ayudan a mantener la humedad que la piel necesita, no hay que olvidar que la hidratación más importante es la que se aporta desde el interior. Por eso, no debemos de olvidar beber mucha agua durante todo el día, especialmente si estamos al sol. Al llegar a casa debemos de continuar bebiendo, de esta manera la piel recibirá toda el agua que necesita para mantenerse bonita y también ayudaremos al cuerpo a mantener una correcta temperatura incluso en las horas de más calor.

A la vuelta de vacaciones no es mala idea volver a nuestro centro dermatológico estético de cabecera para realizar algún tratamiento hidratante más intenso. No hay que olvidar que la mejor manera de mantener la piel bonita y sana es evitando que tenga problemas, lo cual es mucho más sencillo que arreglarlos una vez que ya se han producido.

Amparo Rodríguez se especializó en Dermatología en la Cátedra del Dr. Pablo Umbert. Es Directora Médica del Centro Dermatológico Dra. Amparo Rodriguez, ubicado en Barcelona. Es experta en Conferencias de formación, sobre Formulación Magistral en Medicina General y Farmacéutica.
Colaboradora con L’Institut D’expertise Clinique Espagne. Estudios Clínicos sobre evolución y eficacia de un producto cosmético. “Test de uso”. Es asesora de Medicina Estética y colaboradora asidua en revistas médicas especializadas en Dermatología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *