En España, el tiempo que un paciente debe esperar para entrar en quirófano se calcula oficialmente desde el momento en que el médico indica la cirugía hasta que se realiza. Sin embargo, si consideramos que se debe incluir también la espera por visitas al especialista y por pruebas diagnósticas previas a la cirugía, el tiempo de espera real es entre dos y cinco veces mayor que el que se publica en los registros oficiales.

Un grupo multidisciplinar de expertos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, de la Universidad de La Laguna y de un centro asistencial del Sistema Nacional de Salud ha publicado en la revista Gaceta Sanitaria un estudio en el que se estiman los tiempos de espera reales para tres intervenciones quirúrgicas: la colecistectomía (o extracción de la vesícula biliar), la reparación quirúrgica del túnel carpiano y la de la hernia inguinal o femoral.

Se extrajeron los datos de las dos comunidades españolas que desglosan los tiempos de espera de todos los procedimientos previos a la cirugía: Galicia y Murcia

Para ello, los investigadores extrajeron los datos oficiales de las dos únicas comunidades autónomas españolas que desglosan los tiempos de espera de todos los procedimientos previos a la cirugía: Galicia y Murcia.

Así, un paciente pendiente de una colecistectomía debe esperar, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad publicados en 2010, una media de 83 días para entrar en quirófano. Sin embargo, si tenemos en cuenta el período desde que aparece el problema hasta que se soluciona, incluyendo las visitas previas al especialista y las pruebas diagnósticas, el tiempo medio real estimado aumenta a 331 días, cuatro veces más que los publicados oficialmente.

Más paciencia deben demostrar los pacientes a la espera de una reparación quirúrgica del túnel carpiano, con una media estimada de casi un año (355 días) entre la visita al especialista y la cirugía, período cinco veces superior a los 68 días que marcan las cifras del Ministerio. Para uno de cada cuatro, además, la espera se extiende más allá de los quince meses. Por el contrario, la reparación de la hernia inguinal o femoral es la intervención con menos desajuste entre los tiempos de espera oficiales (73 días) y los reales (137 días).

Los sistemas de información oficiales sobre tiempos de espera en España no son adecuados ni útiles para mejorar la gestión de listas de espera

Este estudio pone en evidencia que los sistemas de información oficiales sobre tiempos de espera en España no son adecuados ni útiles para mejorar la gestión de listas de espera. Además, para reducir los tiempos máximos de espera sin incrementar los recursos, los autores proponen un sistema alternativo que tenga en cuenta la relación del tiempo en cada una de las etapas del proceso asistencial que precede a la intervención quirúrgica.

De esta manera, se ajustaría el tiempo de espera total, de forma que un paciente que haya tenido una larga espera en la primera visita al especialista se le asigne un menor tiempo en la siguiente (y viceversa). Según las estimaciones de la investigación, con este sistema se lograría reducir entre el 2% y el 15% los tiempos de espera máximos para estas tres intervenciones quirúrgicas.

Referencia bibliográfica:

Ignacio Abásolo et al. Real waiting times for surgery. Proposal for an improved system for their management. Gaceta Sanitaria 2014;28:215-21 – Vol. 28 Núm.3 DOI: 10.1016/j.gaceta.2013.10.011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here