Oscuridad total para tratar el ojo vago

Científicos canadienses han desarrollado un experimento con gatos con ambliopía (ojo vago) en el que, tras diez días en ausencia total de luz, los animales recuperaron su visión normal.  Según los investigadores, la oscuridad total durante ese tiempo hizo que el cerebro visual ‘se resetease’ a un estado de mayor plasticidad, facilitando la recuperación.

gato

Los investigadores utilizaron gatos a los que les habían inducido la ambliopía experimentalmente. / korry b

SINC
|

14 febrero 2013 18:00

Un experimento llevado a cabo con gatos con ambliopía, también conocida como ojo vago, ha revelado que después de un período de diez días en total oscuridad, estos pueden recuperarse de este trastorno que provoca la pérdida de agudeza visual en uno de los dos ojos.

La ausencia total de luz durante ese tiempo hace que el cerebro visual ‘se resetee’ a un estado de mayor plasticidad, facilitando esta recuperación, según indica el trabajo publicado esta semana en la revista Current Biology.

“Creemos que el patrón de actividad neuronal generado por la retina en total oscuridad podría ser la señal para que algunas partes del sistema visual vuelvan a un estado temprano del desarrollo, en el que hay una mayor plasticidad”, explica a SINC Kevin Duffy, que ha liderado el estudio desde la Universidad de Dallhousie, en Canadá.

Los investigadores utilizaron gatos a los que les habían inducido la ambliopía experimentalmente. Los animales fueron después colocados en oscuridad durante diez días y su visión se vio rápida y profundamente mejorada.

El ojo vago afecta al 4% de la población, y está causado por una falta de estimulación adecuada durante el período de desarrollo visual

“Observamos que las cantidades de neurofilamentos, que se acumulan con la edad y que presumiblemente limitan la neuroplasticidad, se redujeron después de los diez días sin luz. La recuperación de la visión se puede deber en parte a esta reducción de ‘frenos moleculares’ que reducen la plasticidad con el paso de los años”, señala Duffy.

No lo intente en casa

Sin embargo, el científico no invita a que las personas que padezcan este trastorno se encierren durante diez días con la luz apagada.

Duffy asegura que la oscuridad “debe ser absoluta durante todo el tiempo. Además se debe conocer primero la causa de la ambliopía, y asegurarse de que el tiempo pasado en oscuridad no dañe el ojo sano”.

En cualquier caso, el investigador cree que este procedimiento “ofrece la esperanza de que algún día se pueda utilizar como tratamiento”, y destaca el hecho de que no sea necesario el uso de fármacos.

El ojo vago afecta aproximadamente al 4% de la población, y está causado por una falta de estimulación adecuada durante el período crítico de desarrollo visual, lo que provoca la pérdida de agudeza.

Referencia bibliográfica:

Kevin R. Duffy, Donald E. Mitchell. “Darkness Alters Maturation of Visual Cortex and promotes Fast Recovery from Monocular Deprivation”. Current Biology. 23, 1–5, 2013.doi: 10.1016/j.cub.2013.01.017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *