Una ‘farmacia’ de más de 2.000 años en la costa de la Toscana

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pisa (Italia) han analizado recientemente los ingredientes de seis pastillas encontradas en una cajita entre los restos de un naufragio ocurrido alrededor de 140 años a. C. en Pozzino, en la costa de la Toscana.

El barco, de la era romana, fue descubierto por primera vez en 1974 y explorado durante las décadas de los 80 y los 90, aunque hasta ahora no se había llevado a cabo un análisis exhaustivo de las pastillas. Los resultados se han publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Unas-pastillas-milenaria_image365_El estudio de las muestras del frágil material ha revelado que las tabletas contienen, entre otros ingredientes, grasas animales y vegetales, así como resina de pino, que tiene propiedades antibacterianas. También se ha encontrado aceite de oliva, usado en la época para fabricar perfumes y preparados medicinales, así como almidón y zinc, considerado por los científicos  cono el ingrediente activo del medicamento.

Los investigadores creen que las pastillas eran usadas para tratar infecciones de los ojos.

“Estoy sorprendida de que hayamos encontrado tantos ingredientes y tan bien conservados, teniendo en cuenta que estuvieron debajo del agua tantísimo tiempo”, ha declarado a la BBC Maria Perla Colombini, profesora de Química en la Universidad de Pisa.

Para no destruir las pastillas,  los científicos han utilizado unas mínimas muestras que fueron sometidas a espectrometría de masas, una técnica que se emplea para identificar los elementos de un compuesto.

Ingredientes habituales en la época

El hallazgo de medicinas antiguas es poco habitual y menos aún en tan buenas condiciones como las halladas en Pozzino.

Según Gianna Giachi, responsable de Patrimonio Arqueológico de Toscana, casi todo lo que se sabe procede de escritos médicos de la época.

“Hemos comparado los resultados con lo que escribieron autores antiguos como Theophrastus (371-286 a. C.), Plinio el Viejo y Dioscorides (ambos de la primera centuria a. C.) y visto una gran similitud entre lo hallado y los ingredientes habituales de la época. En especial el uso de componentes de zinc, utilizado para el tratamiento de infecciones oculares.

Giachi ha añadido que el estudio ayudará a entender más la farmacia antigua, que era «muy sofisticada».

Referencia bibliográfica:

Gianna Giachi, Pasquino Pallecchi, Antonella Romualdi, Erika Ribechini, Jeannette Jacqueline Lucejko, Maria Perla Colombini y Marta Mariotti Lippi. “Ingredients of a 2,000-y-old medicine revealed by chemical, mineralogical, and botanical investigations”. Proceedings of the National Academy of Sciences.Oct 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *