Analizan cómo las nubes perturban las señales radioeléctricas

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han cuantificado las perturbaciones que originan los gases y las nubes en la transmisión de las comunicaciones. Algunos de los resultados se han publicado en la revista Progress In Electromagnetics Research.

Analizan cómo las nubes perturban las señales radioeléctricas

Gases y nubes causan perturbaciones en las señales radioeléctricas de alta frecuencia. / UPM.

UPM
|

18 febrero 2013 12:25

Un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se ha propuesto caracterizar cómo los gases y nubes  causan perturbaciones en las señales radioeléctricas de alta frecuencia.

El objetivo es cuantificar así el efecto que producen sobre los futuros sistemas de comunicaciones u observaciones atmosféricas en frecuencias de terahercios (THz), aunque de momento los investigadores han trabajado en el rango de los gigahercios (GHz).

Este trabajo se enmarca en un gran proyecto nacional, denominado TeraSense, para el desarrollo de tecnología en estas frecuencias.

La investigación se lleva a cabo en el Departamento de Señales, Sistemas y Radiocomunicaciones de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación.

Gustavo Siles, el autor principal,  explica que el estudio se basa en los datos que les proporcionan los sondeos meteorológicos que se realizan mediante el lanzamiento de globos que transportan una radiosonda. De esta manera, se cuenta con medidas meteorológicas directas en diferentes puntos de la atmósfera y es posible estudiar su distribución vertical a lo largo del trayecto, que suele alcanzar una altitud de 35 kilómetros. 

“Desde nuestro ámbito de trabajo, que es el estudio de la propagación radioeléctrica a través de la atmósfera usando estas medidas, es posible calcular la atenuación, o nivel de pérdidas, que produce la atmósfera en un enlace de comunicaciones satélite-Tierra, debido al efecto del vapor de agua y oxígeno, así como al producido por la presencia de agua líquida que forman las nubes, si estuvieran presentes”, indica Siles.

“Sin embargo, el procedimiento solo es válido en condiciones de cielo despejado o nubosidad leve, mientras que, si se verifica la presencia de lluvia durante el sondeo, el cálculo no es válido, debido a la naturaleza de los procesos que tienen lugar en escenarios de precipitaciones. Por ello, es necesario identificar la presencia de lluvia durante un sondeo, que es  uno de los aspectos relevantes que hemos tratado en nuestro estudio”.

La lluvia es la principal responsable de pérdidas en la señal en frecuencias altas

La presencia de lluvia es la principal responsable de pérdidas en la señal en frecuencias elevadas. “Pero, además de estas pérdidas, se debe tener en cuenta que, a medida que la frecuencia aumenta, como las que se encuentran en la banda de los THz, el efecto del vapor de agua (humedad) en la atmósfera se considera más relevante, lo mismo que el efecto de las nubes”, añade el autor de la tesis.

Junto a amplios conocimientos sobre la composición de la atmósfera, Siles ha tenido que recurrir para realizar este estudio a datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología y de la estación meteorológica de la propia ETSI de Telecomunicación. “El campo de la propagación de señales requiere conocer el medio que estudiamos. Necesitamos conocer su estructura física, principales constituyentes, condiciones de presión, temperatura y humedad en diferentes alturas de la atmósfera, así como caracterizar la presencia de partículas de agua y hielo, que pueden o no provocar pérdidas en una señal al interactuar con esta, dependiendo de la frecuencia.”

El investigador  afirma que durante el trabajo realizado descubrió  que existe gente dedicada a la recogida de radiosondas (radiosonde hunting). Y es que las sondas, al emitir señales de radio, son localizadas con receptores sencillos, similares a los que utilizan radioaficionados, aunque el lugar de caída puede estar a más de 100 km del punto de lanzamiento.

Cazadores de sondas

“Gracias a la experiencia de estos ‘cazadores de sondas’ obtuvimos algunos datos de interés para nuestro estudio, como el tiempo de ascensión del globo y el efecto del viento sobre su trayectoria”, indica el investigador.

Los resultados aportados en la investigación se han publicado en revistas internacionales, como Progress In Electromagnetics Research, y presentado en congresos nacionales e internacionales (URSI, EuCAP) y en workshops organizadas dentro del COST IC0802, un punto de encuentro donde se desarrollaron herramientas y datos de propagación para sistemas integrados de Telecomunicación, Navegación y Observación Terrestre.

Allí expertos en telecomunicaciones de la Unión Europea se refirieron al  desarrollo de un conjunto coordinado de modelos, técnicas y datos relacionados con el canal de radio. Su objetivo fue mejorar el diseño y el rendimiento de las redes mundiales integradas en las que se incluirán las telecomunicaciones de un futuro próximo o los sistemas de navegación y observación de la Tierra.

Gustavo Siles es el investigador responsable de este estudio, inicialmente concebido como una tesis doctoral dirigida por José Manuel Riera, con la colaboración de Pedro García del Pino, profesor de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Telecomunicación.

Referencia bibliográfica:
 
G. Siles, J. Riera, P. García-del-Pino, and J. Romeu, “Atmospheric propagation at 100 and 300 GHz: Assessment of a method to identify rainy conditions during radiosoundings”. Progress In Electromagnetics Research 130: 257–279, 2012.
 
 Presentación en una conferencia europea

G. Siles, J. Riera, P. García-del-Pino, B. Mencía-Oliva, and J. Grajal, “Estimation of Atmospheric Attenuation at 99 GHz Using a Total Power Radiometer” in Antennas and Propagation (EuCAP)”, Proceedings of the 7th European Conference on. 8-12 April, Gothenburg, Sweden, abril de 2013. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *