Biología

La genética del miedo

(NC&T) Se cree que muchos síntomas de los trastornos de ansiedad se deben a miedos aprendidos, y las investigaciones sobre el condicionamiento del miedo (el mecanismo por el que se aprende a temer a un estímulo particular) muestran que los individuos a quienes se les diagnostica un trastorno de ansiedad son rápidos en aprender a temer un estímulo, pero les cuesta mucho librarse luego de ese miedo aprendido.

En este nuevo estudio, los investigadores se centraron en los polimorfismos en dos genes que se cree desempeñan un papel importante en los trastornos de ansiedad: el gen del transportador de serotonina y el gen para la enzima COMT.

La serotonina es un compuesto químico cerebral involucrado en la regulación de los estados de ánimo. El transportador de la serotonina, que constituye el blanco de algunos fármacos empleados para tratar la ansiedad y la depresión, alberga un polimorfismo común en su gen. Este polimorfismo puede presentarse en dos versiones que difieren en su longitud. La versión más corta del gen está, entre otras cosas, asociada a niveles más altos de comportamiento neurótico y ansiedad.

La enzima COMT está involucrada en la degradación metabólica de la dopamina, un compuesto químico cerebral importante para el aprendizaje, la motivación y otras cosas. Un polimorfismo específico en este gen da como resultado niveles más elevados de dopamina extracelular en la corteza prefrontal, conduciendo ello a una mejor memoria de trabajo (o memoria a corto plazo), pero también a niveles más elevados de ansiedad.

Los experimentos con voluntarios realizados durante el estudio demuestran que los portadores de la versión corta del gen del transportador de serotonina tienden a desarrollar, a consecuencia de una experiencia negativa, una respuesta de miedo más intensa que los de la versión corta, ante señales asociadas a dicha experiencia.

Además, una variación en el gen codificador de la enzima COMT fue asociada con la extinción del miedo; los voluntarios con esta variante particular fueron capaces de imponerse rápidamente a sus temores, cuando los portadores de la otra variante fracasaron en el intento.




Más artículos
Supervivencia de la salmonela
Genética del miedo
Ritmos circadianos
Caracoles marinos del Atlántico
Beneficios de cooperar para el cooperante
Influencia de la evolución de las especies
Baterías de virus
Metano a partir de electricidad
Fortaleza física de los chimpancés
Longevidad de semillas de árboles
Las mujeres tienen mejor olfato
Comer vegetales tóxicos
Control artificial de extremidades
Flores sin néctar
Subciclos circadianos
Migración del tiburón ballena
Microbios antárticos
Atmósfera de los primeros dinosaurios
Evolución de ARNs
Coloración de animales