Biología

El enorme despliegue de energía de las tortugas en su primera travesía marítima

(NC&T) Curioso por conocer la respuesta, David Booth, de la Universidad de Queensland, decidió medir el consumo de oxígeno de estas tortugas acabadas de salir del cascarón, a medida que nadaban para salvar sus vidas.

Para ello interceptó a varias crías que avanzaban hacia la orilla, y las transportó a una estación de investigación, a cien metros de allí. Depositadas en un acuario en el que se podían medir diversos parámetros de la actividad de las tortugas, éstas se pusieron a nadar frenéticamente tan pronto como entraron en el agua.

Se midió su actividad a lo largo de las 18 horas que se pasaron nadando. Al principio, nadaban la mayor parte del tiempo con una técnica de alto empuje y gran esfuerzo. Pero según fue transcurriendo el tiempo, dedicaban menos rato a nadar de esa forma, y más a hacerlo con una técnica de menor esfuerzo y menor empuje.

La evolución de su actividad también se reflejó en la fuerza que ejercían. Comenzando con un empuje de 45 milinewtons, la fuerza de las nadadoras decayó rápidamente a 35 milinewtons durante la primera media hora, continuando este descenso más gradualmente durante las siguientes 10 horas, hasta equilibrarse en los 20 milinewtons después de transcurridas 12 horas desde que comenzaron a nadar.

Al analizar el consumo de oxígeno de las pequeñas tortugas, se comprobó que este consumo decrecía rápidamente durante la primera media hora, después disminuía con más lentitud y por último se estabilizaba después de unas 12 horas.

Calculando la cantidad de energía que las recién salidas del cascarón consumieron durante sus 18 horas de natación, David Booth se percató de que las tortugas poseían 10 veces más energía en sus restos de yema de huevo que lo que necesitaban para alcanzar un lugar seguro. De modo que las jóvenes tortugas no corrían el riesgo de quedarse sin energía antes de alcanzar la seguridad de las aguas distantes y profundas, y el investigador sospecha que probablemente pueden sobrevivir 14 días en mar abierto sin alimentarse.




Más artículos
Máquinas moleculares
Perspectiva evolutiva del habla
Color de la cara por géneros
Ancestro común de toda vida terrestre
Pie del gibón
Orientación de salmones y tortugas marinas
La locomoción de perros y gatos
Microbios antioxidantes
Genoma de la soja
Murciélagos susurrantes
CO2 de los cultivos para biocombustibles
Primera travesía marítima de las tortugas
Lenguaje del canto de las aves
Sulfuro de hidrógeno
Complejidad de los microorganismos
Raíces más eficientes
Neuroquinina B y pubertad
Bacterias con brújula
Engañar a las bacterias
física de los enjambres de langostas