Biología

Microbios para impedir la herrumbre

(NC&T) Siendo las primeras formas de vida que se formaron sobre el planeta, estas pequeñas criaturas no deben ser nunca subestimadas.

Durante una década, Duan Jizhou, del Centro de Desarrollo e Investigación sobre la Corrosión y la Protección Marinas, dependiente del Instituto de Oceanología de la Academia China de Ciencias, Hou Baorong y otros especialistas, han estado trabajando en el vasto campo del efecto de los microbios sobre la corrosión, y en el de las tecnologías de inhibición de la misma influenciadas microbiológicamente.

En el ambiente oceánico, que cubre más de dos tercios de la superficie de la Tierra, el hierro es extensamente utilizado para la construcción de puentes, barcos y tuberías. Las estructuras corroídas bajo el mar no sólo representan un costo adicional de materiales de construcción, sino que también pueden conducir a desastres y pérdidas de vidas.

Durante mucho tiempo, se ha venido creyendo que los procesos de destrucción promovidos por la oxidación eran simplemente la consecuencia de la reacción entre el hierro y el oxígeno. Con posterioridad, se descubrió la existencia de microbios en muestras de metales oxidados, y quedó claro que estas pequeñas criaturas tienen un papel en el proceso de destrucción asociado a la oxidación.

Microbios antioxidantes
Bacterias en una capa de óxido en acero sumergido. (Foto: J. Duan et al. / Electrochimica Acta 54 (2008)
En el 2004, unos expertos alemanes dieron con una nueva especie de bacteria que vive de los electrones que obtiene del hierro.

Algún tiempo después, Duan y sus colaboradores descubrieron varias especies de arqueas y bacterias anaerobias en diferentes capas de herrumbre. A través de análisis biológico, identificaron incluso una comunidad microbiana residiendo en la herrumbre.

En su nuevo estudio, Duan y su equipo han comprobado que una característica peculiar de ciertas bacterias podría ser aprovechada para proteger al hierro. Específicamente, unas bacterias que "respiran" iones, pueden actuar, por su transferencia de electrones, como una barrera para impedir la oxidación del hierro. Quizás los científicos serán capaces de desarrollar en un futuro cercano películas bioactivas en las que estén presentes tales bacterias, para dar una protección catódica a las estructuras de hierro.

Los estudios más actuales muestran que las interacciones entre los microorganismos y los metales presentes bajo la superficie marítima involucran un proceso muy complejo de transferencia de electrones. Las interacciones, según dicen los expertos, podrían impulsar el desarrollo de tecnologías para la prevención de la corrosión, el saneamiento de aguas y las células de combustible microbianas.




Más artículos
Máquinas moleculares
Perspectiva evolutiva del habla
Color de la cara por géneros
Ancestro común de toda vida terrestre
Pie del gibón
Orientación de salmones y tortugas marinas
La locomoción de perros y gatos
Microbios antioxidantes
Genoma de la soja
Murciélagos susurrantes
CO2 de los cultivos para biocombustibles
Primera travesía marítima de las tortugas
Lenguaje del canto de las aves
Sulfuro de hidrógeno
Complejidad de los microorganismos
Raíces más eficientes
Neuroquinina B y pubertad
Bacterias con brújula
Engañar a las bacterias
física de los enjambres de langostas