Biología

La importancia del sentido del olfato en los pájaros

(NC&T) Hasta hace muy poco tiempo, se consideraba que el sentido del olfato en las aves estaba pobremente desarrollado. Sin embargo, estudios recientes sobre los hábitos de los pájaros han demostrado que algunas especies de aves emplean su sentido del olfato para navegar, buscar alimentos e incluso para diferenciar individuos.

La investigadora Silke Steiger (del Instituto Max Planck para la Ornitología) y sus colegas escogieron una perspectiva genética para su estudio. Su labor de investigación se centró en los genes de los receptores olfativos, los cuales se expresan en neuronas sensoriales dentro del epitelio olfatorio, y constituyen la base molecular del sentido del olfato. El número total de genes de los receptores olfativos en un genoma puede reflejar cuántos diferentes olores puede detectar o distinguir un animal. En las aves, tales estudios genéticos estaban hasta ahora restringidos al gallo, la única ave cuya secuencia genómica completa se conoce.

Además del gallo, los investigadores compararon los genes de los receptores olfativos de ocho especies de aves lejanamente relacionadas. Encontraron diferencias considerables en el número de genes de los receptores olfativos entre las nueve especies. El kiwi marrón de Nueva Zelanda, por ejemplo, tiene cerca de seis veces más genes para sus receptores olfativos que el herrerillo azul o que el canario.

Cuando los investigadores estudiaron los tamaños relativos de los bulbos olfatorios en el cerebro, también encontraron diferencias similarmente grandes entre las especies.

Sentido del olfato en los pájaros
Este pájaro nocturno reconoce los frutos por su aroma. (Foto: Don Merton)
Este hallazgo implica que los diferentes nichos ecológicos pueden haber modelado el tamaño del repertorio de genes para los receptores olfativos de las aves, como se ha sugerido anteriormente para los mamíferos. El elevado número de genes para los receptores olfativos en el kiwi podría ser explicado por el nicho ecológico inusual de esta ave. Cuando los kiwis, de actividad nocturna, tienen que buscar por el suelo del bosque sus alimentos, se guían más por el olfato que por la vista.

Del análisis del genoma del gallo efectuado hace tres años, resultó el hallazgo de una nueva clase de genes para los receptores olfativos. Ahora, Silke Steiger y sus colegas han revelado que esta clase de genes parece ser un rasgo común a todas las aves. Y exclusiva de ellas, ya que tal tipo de genes no se ha encontrado en ninguna otra clase de vertebrados como por ejemplo los mamíferos, los peces o los reptiles. La función específica de esta clase aviar de genes para los receptores olfativos aún se desconoce.




Más artículos
Camaleón de Madagascar
Origen evolutivo de las alergias humanas
Eslabón entre seres unicelulares y pluricelulares
Bacterias para proteger hamburguesas
Árbol genealógico de las aves
Músculos ultraveloces en pájaros cantores
Temperatura de avispas y abejorros
Estallidos de vida
Plantaciones para biocombustible en desiertos
Producir metano y CO2
Migración nocturna de aves
Virus de la gripe aviar
Comunicacion acústica en el apareamiento de peces
Selección natural
Mecanismo de imprimación genética
Antiguo mundo de ARN
Variaciones de tamaño entre especies
Cultivo de olivas con agua salada
Sentido del olfato en los pájaros
Un factor genético del sobrepeso