Biología

Rasgos vegetales inusuales podrían permitir plantaciones para biocombustible en desiertos

(NC&T) La planta, Kalanchoe fedtschenkoi, es única porque, a diferencia de las plantas normales, captura la mayor parte de su dióxido de carbono durante la noche, cuando el aire es mucho más fresco y húmedo, alcanzando una eficiencia en el manejo del agua más de 10 veces mayor que la de los cultivos agrícolas principales, como el trigo. Los científicos emplearán las más nuevas técnicas de secuenciación de ADN para analizar el código genético de la planta y comprender cómo funciona durante la noche.

El proyecto generará una base de datos genómica que será empleada como un recurso disponible a través de internet para los biólogos de todo el mundo especializados en vegetales.

La investigación llega en un momento en que bastantes áreas agrícolas de muchas partes del mundo, que se destinaban a producir alimentos como arroz y trigo, son transformadas en plantaciones para la producción de biocombustibles como el bioetanol, sustituto propuesto para el petróleo. Los científicos creen que los nuevos genes encontrados en la Kalanchoe aportarán un modelo de cómo se podrían establecer plantaciones de cultivares energéticos en tierras desérticas y semidesérticas sin uso actual, en vez de sembrar esos nuevos cultivos en las tierras fértiles necesarias para la producción de comida.

"Existe una gran preocupación por el déficit de alimentos en la actualidad, con el número creciente de tierras de cultivo siendo dedicadas a los biocombustibles", alerta el biólogo James Hartwell. Toda iniciativa que ayude a reservar las tierras de cultivo para la producción de alimentos es de gran importancia.

Plantaciones para biocombustible en desiertos
Científicos están investigando cómo una planta de Madagascar puede ser empleada para ayudar a producir cultivos en condiciones ambientales extremas. (Foto: U. Liverpool)
Por otra parte, como resultado de cambios en el clima del planeta, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático ha predicho una gran expansión de las regiones áridas, por lo que existe una necesidad creciente de desarrollar nuevos cultivares que puedan ser productivos en los desiertos.

"La Kalanchoe es un buen ejemplo de cómo las plantas pueden prosperar en ambientes extremos. Si logramos comprender cómo es capaz de realizar la fotosíntesis empleando mucha menos agua que los cultivos actuales, podremos ser capaces de emplear su código genético para desarrollar un cultivo capaz de crecer en condiciones ambientales extremas. Es esencial que las tierras fértiles de cultivo sean devueltas a la producción de alimentos", razona Hartwell.




Más artículos
Camaleón de Madagascar
Origen evolutivo de las alergias humanas
Eslabón entre seres unicelulares y pluricelulares
Bacterias para proteger hamburguesas
Árbol genealógico de las aves
Músculos ultraveloces en pájaros cantores
Temperatura de avispas y abejorros
Estallidos de vida
Plantaciones para biocombustible en desiertos
Producir metano y CO2
Migración nocturna de aves
Virus de la gripe aviar
Comunicacion acústica en el apareamiento de peces
Selección natural
Mecanismo de imprimación genética
Antiguo mundo de ARN
Variaciones de tamaño entre especies
Cultivo de olivas con agua salada
Sentido del olfato en los pájaros
Un factor genético del sobrepeso