Biología

La visión en color condujo a los primates a desarrollar piel y pelo rojos

(NC&T) La visión tricromática permite distinguir entre los colores azul, verde y rojo. Los primatólogos no se han puesto de acuerdo sobre si este tipo de visión en colores evolucionó primeramente para ayudar a los primeros primates a encontrar frutas maduras, de color rojizo, entre el follaje verde, o si evolucionó para ayudarles a seleccionar pareja.

Ahora, un nuevo estudio de los investigadores Andrè Fernandez y Molly Morris, de la Universidad de Ohio, descarta que inicialmente la visión tricromática se desarrollase para ayudar a los primates a buscar pareja, y sugiere que la visión del color rojo surgió para propósitos no sociales, posiblemente la búsqueda de alimentos. Pero una vez desarrollado, el tricromatismo guió la evolución del pelo y piel rojos a través de la selección sexual.

Fernandez, el autor principal del estudio, comenzó primeramente a cuestionar la estricta correlación de la selección de los alimentos y la visión en color mientras estudiaba a los monos aulladores en Costa Rica. Recientemente completó una recopilación de datos sobre la visión en color, los hábitos sociales y sexuales, y la piel y el pelaje rojos de 203 especies de primates diferentes.

Los científicos a continuación emplearon un árbol filogenético que representa las relaciones evolutivas entre todas las especies de primates bajo estudio para poner a prueba las hipótesis acerca del orden en que evolucionaron los rasgos de visión del color rojo, comportamiento social muy desarrollado y la coloración rojiza. Comparando los rasgos de especies individuales en su contexto evolutivo, Fernandez y Morris lograron deducir estadísticamente la probabilidad de que sus ancestros hubieran tenido los mismos rasgos, y también analizar si alguno de los rasgos se correlacionaba con otro.

Primates piel roja
Un mono macho uakari. (Foto: Ohio U.)
Constataron que las especies capaces de discernir los tonos rojos y anaranjados tenían una mayor tendencia a desarrollar pelo y piel de esa coloración, así como hábitos sociales muy desarrollados, con una consiguiente mayor facilidad para comparar visualmente a los compañeros sexuales potenciales. De hecho, cuanto más sociales son los tricromáticos, más intensa es la coloración roja que exhiben.

Así, aunque la búsqueda de comida pudo haber iniciado la visión del color rojo, la nueva capacidad fue probablemente "reclutada" después para propósitos sociales.

"Parece ser que el pelo y la piel rojos se convirtieron en rasgos de preferencia sexual", concluye Morris, una bióloga especializada en los peces que estudia cómo rasgos físicos, por ejemplo la coloración, han evolucionado a través de la selección sexual.


Más artículos
Longevidad abeja reina
Plantas tropicales
Semillas de trigo silvestre
Proteínas en música
Virus al respirar
Crecimiento tridimensional de células
Diminutas biocomputadoras implantables
Especiación de pez
Genética de insectos
Piel de tiburones
Estudios de bipedalismo
Mecanismo humano de frío
Células madre embrionarias
Esporas bacterianas
Evolución de flores
Primates piel roja
Inteligencia y cerebros grandes
Murciélagos frugívoros
Proteína Vivid
Seda viuda negra