Biología

Las células madre determinan el destino de sus hijas

(NC&T) Los resultados de este estudio, llevado a cabo por expertos del Departamento de Embriología del Instituto Carnegie, pueden transformar los conocimientos básicos actuales de las células madre al demostrar que algunos tejidos se mantienen a sí mismos a través de su vida. Esto también podría ser de gran valor en la lucha contra algunos tipos de cáncer.

Los resultados del estudio sugieren además que ciertas células madre de los tejidos pueden no ser solamente una fuente de nuevas células, sino que podrían actuar en realidad como el "cerebro" tisular (las células que determinan qué nuevo tipo de células hacen falta en cada momento).

Como tales células pueden transformarse en cualquier tipo de célula en el cuerpo, las células madre "embrionarias" tienden a recibir gran atención. Pero incluso en los organismos completamente desarrollados existen células madre "adultas", que reemplazan células de ciertos tipos perdidas por envejecimiento o enfermedad. El director de Embriología y coautor del estudio, Allan Spradling, y el investigador Benjamin Ohlstein, realizaron el estudio sobre células madre intestinales (ISCs, por sus siglas en inglés), un tipo de célula madre en la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster) que fue descubierto por ellos hace tan sólo un año.

Cada célula madre individual parece tener un alto grado de independencia del resto del cuerpo animal.

Células madre
Células madre intestinales de la mosca de la fruta. (Foto: American Association for the Advancement of Science, Science, February 16, 2007)
Aún queda por demostrar si las ISCs requieren un microambiente específico creado por células vecinas, lo que se conoce como nicho, al igual que sucede con otros tipos de células madre en la Drosophila y en los mamíferos. El pleno conocimiento de estos nichos y su función puede tener grandes implicaciones para el estudio de ciertos tipos de cáncer, incluyendo tumores en el cerebro y los intestinos.

Estudios futuros sobre las ISCs deberán también revelar cómo responde el intestino de los mamíferos a la nutrición, al estrés y a la enfermedad. Al igual que el intestino de la mosca de la fruta, el de los mamíferos también contiene gran cantidad de células madre dispersadas.


Más artículos
Resucitado un retrovirus
Células madre
Neuronas de piel
Planificación de las aves
Poblaciones de ballena azul
Bonobos: tareas grupales
Canto de ballena azul
Migración de las aves
Gritos de lagarto
Código de barras genético
Crecimiento de huesos
ADN oceánico
Señales caníbales
Cuernos de los machos
Motores moleculares
Años sin sexo
Genes mitocondriales
Mesoplodon bidens
Jasmonato
Arañas meteorólogas