Biología

Las aves con cerebro grande sobreviven mejor en la naturaleza

(NC&T) La investigación aporta la primera evidencia de lo que los científicos describen como el "buffer cognitivo". Este concepto surge de la hipótesis de que poseer un cerebro grande capacita a los animales a tener comportamientos más flexibles y sobrevivir mejor a los retos medioambientales.

Esta teoría fue desarrollada inicialmente para responder al enigma de por qué ciertos animales, incluyendo el Ser Humano, habrían de evolucionar hacia un cerebro más grande, dado el "coste" asociado con el desarrollo y el mantenimiento de un gran cerebro.

Los investigadores compararon el tamaño cerebral, la masa corporal y las tasas de mortalidad en más de 200 especies distintas de aves, procedentes de regiones polares, templadas y tropicales.

Constataron que los pájaros con cerebros más grandes en relación con el tamaño de su cuerpo, sobrevivían mejor en la naturaleza que los pájaros de cerebro pequeño. Esto podría explicar, por ejemplo, que a las aves con cerebros que son pequeños en comparación con sus cuerpos, como es el caso de los faisanes, les resulte más difícil esquivar un automóvil en movimiento que aquellas dotadas con cerebros más grandes, como por ejemplo las urracas.

Aves con cerebro grande
Un faisán. (Foto: U. Bath)
"La idea de que cerebros grandes van unidos a tasas menores de mortalidad, nunca había sido puesta a prueba de modo científico", explica Tamas Szekely del Departamento de Biología y Bioquímica en la Universidad de Bath. Él trabajó en el proyecto junto con investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (España), la Universidad Pannon (Hungría) y la Universidad McGill (Canadá).

Los pájaros resultan idóneos para este tipo de test, ya que constituyen uno de los pocos grupos de animales sobre los cuales se conoce bien la relación entre cerebros grandes y una respuesta más amplia de conductas frente a retos ecológicos.

Los autores del estudio han demostrado que las especies con cerebros que son más grandes con respecto a sus cuerpos, experimentan una mortalidad menor que especies con cerebros comparativamente más pequeños. Esto muestra la relevancia general de la hipótesis del buffer cognitivo en la evolución de grandes cerebros.

Los investigadores tuvieron en cuenta para sus cálculos factores adicionales que pueden influir en las diferencias entre tasas de mortalidad, tales como el comportamiento migratorio, el nivel de competición para el apareamiento, y la conducta de las crías.

Los resultados de este estudio sugieren que los animales con cerebro grande podrían estar mejor preparados para lidiar con desafíos medioambientales, tales como la destrucción de su hábitat y el cambio climático. Esto también se ve apoyado por otros estudios que han mostrado que las aves con cerebro grande tienen mayor éxito al colonizar nuevas regiones, y mayor habilidad para sobrevivir al cambio entre estaciones.


Más artículos
Pez en la Antártida
Aves con cerebro grande
Procesos fisiológicos de las plantas
Ardillas rojas
Afecciones musculares
Proteínas desdobladas
Microbios y nitrógeno
Bacterias del aire
Evolución del vuelo
Regeneración de tejidos
Estimulación cerebral
Odontología: Celulas madre
Detallada la anatomia molecular del virus de la gripe
Iguanas Islas Galápagos
Células madre
Células madre en la placenta
Biología cuántica
Rafflesia arnoldii
Tamaño en mamiferos terrestres
Olfato en los peces