Biología

¿Cómo encuentran su camino las hormigas?

(NC&T) Los científicos, de la Universidad de Sussex, han mostrado con precisión cómo funciona la estrategia de navegación visual de las hormigas.

En el primer viaje de una hormiga a un emplazamiento de alimentos, ésta sigue un sendero químico dejado por compañeras anteriores. Es una forma lenta de viajar, ya que la hormiga necesita caminar con sus antenas dirigidas hacia el suelo. Sin embargo, esta ruta inicial forma la base de una estrategia de aprendizaje eficaz. En ese primer viaje, las hormigas almacenan las imágenes de la ruta a medida que avanzan. Y en los viajes posteriores al lugar, se orientan valiéndose de rasgos específicos del paisaje y sus recuerdos sobre los mismos.

En el estudio, los científicos constataron que las hormigas incluso empleaban juegos diferentes de recuerdos de marcas específicas del terreno, dependiendo de si avanzaban hacia la comida, o si ya se habían abastecido y se dirigían de regreso al hormiguero. Las hormigas conservan muchos recuerdos y cuentan con mecanismos para activar los correctos.

Para analizar la capacidad de memorización de las hormigas, los investigadores prepararon una situación que resultase visualmente ambigua para ellas. Se las habituó a encontrar comida en un punto concreto ubicado entre dos cilindros de diferentes tamaños. Entonces, los cilindros fueron reemplazados por dos del mismo tamaño. En esta situación, las hormigas sólo eran capaces de orientarse hasta el lugar correcto cuando algún rasgo adicional era introducido en el entorno a modo de punto de referencia.

Orientación de las hormigas
Las hormigas usan estrategias sencillas de navegación. (Foto: BBSRC)
Los investigadores refinaron aún más sus experimentos para ahondar en cómo las hormigas seleccionan aquellos recuerdos visuales que les son útiles en cada momento. "Para demostrar que usan la memoria visual para navegar, entrenamos hormigas para encontrar comida colocada a 10 centímetros de un cilindro", explica el investigador principal, Tom Collett, del Centro para Neurociencias de la Universidad de Sussex. Él y sus colegas duplicaron entonces el tamaño del cilindro, y las hormigas buscaron la comida a 20 centímetros, donde el tamaño relativo en la retina de ese rasgo del terreno (el cilindro) era el mismo.

Conocer mejor la estrategia de orientación visual de las hormigas podría ayudar al desarrollo de robots autónomos. La conducta de los insectos es mucho más similar a la de las máquinas que la de los mamíferos, y las hormigas son mucho menos flexibles en su uso de estrategias de navegación. Esto hace más fácil entender cómo operan tales estrategias, y posibilita diseñar robots que circulen siguiendo principios similares.


Más artículos
Gusano marino
Paramecios
Seda de las tarántulas
Adhesión de las lapas
Regulación genética
Ambiente para los insectos
Plantas parásitas
Insectos gigantes
Sexo de la abeja
Magnetismo bacteriano
Gen de melanopsina
Agentes patógenos en alimentos
Luciferasa en el corazón
Propano en el mar
División celular
Los pandas perciben colores
Devorador de metano
Orientación de las hormigas
Bacterias subterráneas
La fotosíntesis