Biología

Tecnologías para eliminar agentes patógenos en los alimentos

(NC&T) Juntas, estas tecnologías desarrolladas en la Universidad Purdue, detectan y erradican con rapidez los agentes patógenos propagados a partir de alimentos.

El primer método emplea un láser para detectar e identificar muchas clases de bacterias. Es unas tres veces más rápido que la tecnología convencional, y cuesta una décima parte de ésta.

Una segunda innovación utiliza el gas dióxido de cloro para matar los organismos patógenos en las frutas y vegetales frescos, así como en otros productos. Es un proceso mucho más adelantado en relación con las tecnologías actuales que se apoyan principalmente en lavar y frotar, y que no pueden garantizar que un producto quede totalmente libre de agentes patógenos como la E. coli.

"Podemos utilizar la tecnología láser para detectar los problemas rápidamente, determinar con exactitud cuál es el agente patógeno y averiguar de dónde procede", explica Richard Linton, profesor de Ciencia de los Alimentos. "Respecto al uso de este gas como desinfectante, podría decir, después de mis 13 años de investigaciones, que ha demostrado ser de 10.000 a 100.000 veces más efectivo que cualquier otro proceso observado por mí".

Aunque de naturaleza diferente, ambos métodos tienen como objetivo común conservar sanos los alimentos, evitando que la gente enferme, y han progresado hasta tal punto que podrían comercializarse pronto.

Arun Bhunia, profesor de Ciencia de los Alimentos, dirige el equipo que desarrolló la tecnología láser. El proceso consiste en aplicar el láser a una placa de Petri que contiene colonias bacterianas. Un programa informático determina el tipo de bacteria del cultivo analizando la refracción de la luz, que proporciona un patrón característico de dispersión, por el que se puede identificar al microorganismo.

La industria se ha mostrado interesada en la tecnología de Bhunia, y también en el trabajo con dióxido de cloro llevado a cabo por Linton y el codirector del proyecto, Mark Morgan, profesor de Ciencia de los Alimentos.

El equipo de Linton y Morgan trabaja actualmente en un sistema de túnel industrial para aplicar el gas a los productos. Además, investigan su empleo para la esterilización del equipamiento utilizado en el procesamiento de alimentos. Esto sería de gran utilidad, pues significaría la aceleración del proceso de esterilización y ahorraría la energía térmica que se emplea actualmente para llevar a cabo estas operaciones.

Resultados anteriores ya han demostrado que el gas es altamente efectivo para matar microbios patógenos. El mayor obstáculo que queda por vencer es la optimización del sistema para que aplique la cantidad apropiada de dióxido de cloro. Se debe utilizar una cantidad suficiente de gas para matar a los agentes patógenos, pero aplicado en exceso puede afectar de modo negativo a la calidad del producto, provocando, por ejemplo, una coloración marrón en las verduras.


Más artículos
Gusano marino
Paramecios
Seda de las tarántulas
Adhesión de las lapas
Regulación genética
Ambiente para los insectos
Plantas parásitas
Insectos gigantes
Sexo de la abeja
Magnetismo bacteriano
Gen de melanopsina
Agentes patógenos en alimentos
Luciferasa en el corazón
Propano en el mar
División celular
Los pandas perciben colores
Devorador de metano
Orientación de las hormigas
Bacterias subterráneas
La fotosíntesis