célula defensiva piel Langerhans
Biología

Descubren el origen de una célula inmunológica crucial en la piel

Los investigadores de la Escuela de Medicina Monte Sinaí han identificado los precursores de células en la piel que son parte de la primera línea de defensa contra invasores patógenos.

Existe un sistema de células defensivas que recubren todo el cuerpo y que está integrado en la piel por un grupo conocido como células de Langerhans. Estas células toman los antígenos presentes en la piel y los transportan a los nódulos linfáticos, activando el sistema inmunológico para proteger el cuerpo contra los patógenos.

"Las células de Langerhans son particularmente importantes para el desarrollo de inmunoterapias contra tumores", explica Miriam Merad, Profesora de Medicina Celular y Genética en la citada academia, y autora principal del estudio. "La mayoría de las vacunas desarrolladas para los tumores se inyectan en la piel y dependen de estas células para transportar el antígeno a los nódulos linfáticos con el fin de activar una respuesta inmunológica contra el tumor".

Una vez que las células de Langerhans transportan un antígeno, necesitan ser reemplazadas para mantener el sistema defensivo en la piel. La Dra. Merad y sus colegas en la Escuela de Medicina Monte Sinaí descubrieron recientemente que cuando se inflama la piel, las células de Langerhans son reemplazadas por células precursoras circulantes. Ahora han identificado a estas células precursoras y también a una proteína que resulta esencial para la transformación de las células precursoras en células de Langerhans.

Trabajando con ratones, los investigadores pusieron diminutas marcas fluorescentes en un grupo de células inmunológicas conocidas como monocitos. Luego siguieron a las células para observar su comportamiento. Encontraron que un tipo específico de monocitos conocido como Gr-1, que se encuentra en la piel inflamada, prolifera, y después se diferencia para formar células de Langerhans. También constataron que una proteína llamada factor receptor estimulante de colonias (Csf-1) es necesaria para la transformación de las células Gr-1 en células de Langerhans.

Los investigadores indican que este descubrimiento de cómo se reemplazan las células de Langerhans "podría contribuir a los esfuerzos en curso para encontrar respuestas inmunológicas en el diseño de vacunas y en la inmunoterapia de tumores, así como contribuir a una mejor comprensión de la respuesta inmunológica contra los patógenos de la piel".

"Ahora que sabemos qué células son las precursoras de las células de Langerhans y cuál es la importancia de la Csf-1, podemos desarrollar vacunas contra tumores mediante el incremento de la cantidad de precursores de células de Langerhans en la piel", asevera la Dra. Merad.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Reloj ciclo biológico humanos
Protectores solares para plantas
Algas fotosíntesis ecosistemas
Biodiversidad desierto Amazonia
Resistencia bacteriana antibióticos
Muerte células palmitato tejido adiposo
Evolución unidireccional genética
Plantas carnívoras e ingeniería de materiales
Adaptación plantas cambio climático
evolución especies crustáceos Cope
Defectos clones células madre
Contaminantes bromados ratardantes
Orangutanes peligro extinción Borneo
Infección crecimiento bacterias virus
Relación genética humanos chimpancés
Resistencia manzano fuego bacteriano moteado
ADN fósil cristal
Desarrollo rasgo genético
célula defensiva piel Langerhans
Sentido eléctrico triburón