Biología

Estrechan las fechas límite de la divergencia entre humanos y chimpancés

Los investigadores, de las universidades estatales de Arizona y Pensilvania, analizaron la más grande colección de datos de genes que codifican proteínas, y usaron un enfoque informático mejorado, que desarrollaron teniendo en cuenta la variabilidad (o error estadístico) de los datos más que cualquier otro estudio previo.

Los estudios genéticos son necesarios porque la interpretación de los fósiles humanos más antiguos en el límite mono/hombre es polémica, y porque los hallazgos de fósiles de chimpancés son casi nulos. Ningún estudio anteriormente ha tenido en cuenta el error implicado en la estimación del tiempo con el método del reloj molecular.

El equipo examinó 167 juegos diferentes de secuencia genética de humanos, chimpancés, macacos y ratones. Para reducir al mínimo la variabilidad en esta estimación de tiempo, se necesitó la mayor cantidad de datos disponibles.

Hay un interés considerable en saber cuándo divergimos de nuestro pariente más cercano. Este tiempo de divergencia también tiene una importancia considerable en genética médica porque se usa para establecer con qué rapidez mutan nuestros genes, y también es útil para fechar históricamente la propagación de nuestra especie por el globo.

Divergencia humanos chimpancés
Nuestro pariente más cercano no está muy lejos en tiempo evolutivo. ((Foto: Anne Fischer, Max Plank-Institute for Evolutionary Anthropology))
Los científicos estimaron el tiempo de divergencia entre las especies estudiando el acomodamiento secuencial de los nucleótidos que forman las moléculas de ADN de cada una. El número de mutaciones en la secuencia de ADN de una especie, comparado con el de la otra, es un estándar de comparación de su tasa de cambio evolutivo. Calibrando esta tasa con el tiempo conocido de divergencia de una especie en otra rama del diagrama de árbol que muestra las relaciones entre especies, los científicos pueden estimar la fecha aproximada en la que evolucionaron. En este caso, el tiempo de calibración que los científicos usaron fue la divergencia de monos del Viejo Mundo, incluyendo a los babuinos, macacos, y otros, de la rama del árbol filogenético que condujo a los humanos y monos, que según el registro fósil es de por lo menos 24 millones años. Usando este tiempo de calibración, el equipo estimó que la divergencia humano-chimpancé ocurrió hace al menos 5 millones de años, proporcionalmente cerca de la quinta parte del tiempo de calibración.


Más artículos
Mecanismo defensa plantas
Eslabón perdido dallasaurio
Aprendizaje social en insectos
Enfermedades mitocondriales
Genealogía reptiles escamosos
Apareamiento peces imperfectos
Similitud genes humanos animales
Bacterias campo magnético Tierra
Clonación de árboles embriogénesis somática
Sexo bacterias
Pico tucán Amazonas
Civilización andina
Taxonomía nuevas especies
Ballena unicornio
Genoma bacteriano secuenciado salinas antiguas
Supervivencia riego coníferas
Movimientos enjambre plaga langostas
Genoma microbio biocombustible
Divergencia humanos chimpancés
Genes bacterias metabolismo