Biología

Conservación de un barco naufragado hace 460 años

El equipo usó los rayos X de los sincrotrones en el Stanford Synchrotron Radiation Laboratory (EE.UU.) y la European Synchrotron Radiation Facility (Francia) para determinar el estado químico de las enormes cantidades de azufre y hierro que encontraron en el barco. Estos nuevos resultados ofrecen pistas sobre el estado de este buque histórico y abren puertas a mejoras en los métodos de conservación.

El Mary Rose sirvió como principal buque de guerra del rey inglés Enrique VIII durante 35 años hasta que se hundió cerca de Portsmouth (GB) en 1545. En 1982 el casco de la nave fue recuperado del mar y actualmente se encuentra en proceso de conservación. El primer autor del trabajo, Magnus Sandström, y sus colegas mostraron recientemente que la acumulación de azufre es común en barcos naufragados mantenidos en agua marina, al estudiar el buque de guerra sueco Vasa, que estuvo en el mar durante 333 años. Su investigación concluyó que el azufre en contacto con el oxígeno podría llevar a problemas de conservación. Con el tiempo, el azufre puede convertirse en ácido sulfúrico, que poco a poco degrada la madera hasta que la estabilidad del casco se pierde.

Los autores examinaron el Mary Rose para determinar la amenaza potencial y encontraron dos toneladas de azufre en diferentes compuestos distribuidos uniformemente en el casco de 280 toneladas. Para determinar las especies de azufre presentes en la madera, los científicos llevaron a cabo experimentos primero en el Stanford Synchrotron Radiation Laboratory. El equipo necesitó información complementaria para determinar la localización exacta de las especies de azufre a la escala del micrón y fueron a la European Synchrotron Radiation Facility. Estudiaron finas láminas de madera cortadas perpendicularmente a las paredes de la célula en la línea de luz de microscopía de rayos X ID21 y encontraron altas concentraciones de compuestos orgánicos sulfurados en las áreas ricas en lignina entre las células, lo que pudo ayudar a conservar el barco mientras estuvo sumergido en el agua del mar. Esto permitió entender cuán accesibles y reactivos son los diferentes compuestos sulfúricos a la oxidación productora de ácido.

En el Mary Rose también se detectaron grandes cantidades de hierro y pirita, lo que es una preocupación para los científicos, ya que en la madera húmeda los iones de hierro pueden catalizar la conversión del azufre a ácido sulfúrico en presencia de oxígeno. Los autores sugieren que para una conservación a largo plazo son necesarios tratamientos químicos para extraer o estabilizar el hierro restante y los compuestos de azufre, así como reducir la humedad y el acceso del oxígeno.

En la Mary Rose Trust ya están investigando nuevos tratamientos para evitar nueva formación de ácido. Para frenar la reacción de oxidación del organo-azufre y evitar nueva formación de ácido, muestras de madera de Mary Rose están siendo tratadas con antioxidantes en combinación con PEG (polyethylene glycol). Otra propuesta para frenar la formación de ácido en madera tratada con PEG es mantenerla en un clima estable. Se espera que si se mantiene una baja humedad constante entorno al 50-55% sin variaciones de humedad y temperatura se pararán los cambios en el azufre. Para mantener un microclima estable en la estructura de la madera, también se propone cubrir la superficie de la madera, aunque la eficacia de esta propuesta aún no ha sido probada.

"Esta investigación se considera como un gran paso adelante en concebir mejoras en el actual programa de tratamiento del casco de Mary Rose", explica Mark Jones, encargado del museo de Mary Rose.


Más artículos
Misterios formación embrionaria
Mecanismo molecular plumas
Revelan genoma del arroz
Antibióticos matan bacterias
Rastrean evolución felinos ADN
Antiguos agujeros ozono
Contradefensa bacterias
Capacidad reconocimiento langostas
Inmovilización bacterias
Vegetales se diferencian ellos mismos
Células madre de cordón umbilical
Origen tuberculosis
Antiguedad del calzado
Organismo modelo para virus peligrosos
Rechazo en trasplantes
Microbio clave vida oceánica
Nutrias conservan calor
Hormona mosquito malaria
Normas culturales sociedades humanas
Conservación de barco