Biología

Una esponja de mar ayuda a entender el rechazo en trasplantes

Xavier Fernández Busquets, investigador visitante en el Laboratorio Biológico Marino de Woods Hole, Massachusetts, procedente de la Universidad de Barcelona, ha encontrado al aliado perfecto para esta búsqueda: la esponja marina Microciona prolifera, una especie atlántica que crece abundantemente desde Cape Cod hasta Florida.

La esponja Microciona prolifera tiene un sistema de reconocimiento intercelular que, en el nivel básico, es similar al de los humanos pero mucho más simple. También es un organismo adecuado para la investigación y estudio en el laboratorio, ya que sus células y sus moléculas de adherencia celular pueden aislarse de modo simple, rápido y no destructivo, y porque sus estructuras parecidas a dedos permiten llevar a cabo injertos relativamente fáciles.

En experimentos llevados a cabo recientemente con esas esponjas, el Dr. Fernández Busquets y sus colegas han estudiando las células y moléculas que se cree están involucradas en el proceso de rechazo de tejidos. Injertando pedazos de esponjas en individuos diferentes para que fuesen rechazados, lo que se aproxima al problema que a veces ocurre en los trasplantes humanos, han observado que las células objeto de estudio migran y se acumulan en el sitio del injerto, una sugerencia clara de que están involucradas en el reconocimiento del tejido ajeno y su rechazo. Los investigadores creen que estas células pueden ser una forma primitiva de las células asesinas del sistema inmunológico humano.

Rechazo en trasplantes
La esponja Microciona prolifera. (Foto: MBL )
Fernández Busquets también ha investigado el papel de la molécula denominada Factor de Agregación Proteoglycan que él mismo ha identificado recientemente como otro agente potencial en las reacciones de rechazo de tejidos en las esponjas y que es muy fácil de estudiar en éstas. La versión humana de esta molécula, diferente de la versión de las esponjas pero similar en su estructura, también se cree que tiene funciones importantes en las interacciones intercelulares, pero resulta difícil de analizar.

La meta final de esta investigación es proporcionar una mejor comprensión de la maquinaria oculta detrás del rechazo humano de órganos, y las respuestas inmunológicas asociadas al mismo, con la esperanza de poder algún día controlar estos procesos, y así salvar vidas.


Más artículos
Misterios formación embrionaria
Mecanismo molecular plumas
Revelan genoma del arroz
Antibióticos matan bacterias
Rastrean evolución felinos ADN
Antiguos agujeros ozono
Contradefensa bacterias
Capacidad reconocimiento langostas
Inmovilización bacterias
Vegetales se diferencian ellos mismos
Células madre de cordón umbilical
Origen tuberculosis
Antiguedad del calzado
Organismo modelo para virus peligrosos
Rechazo en trasplantes
Microbio clave vida oceánica
Nutrias conservan calor
Hormona mosquito malaria
Normas culturales sociedades humanas
Conservación de barco