Biología

Organismo modelo para estudiar virus peligrosos

La investigación ha sido llevada a cabo por expertos de la Universidad de California en Riverside (UCR), encabezados por el Profesor de Patología Vegetal Shou-Wei Ding.

Este trabajo representa un importante progreso en el estudio de cómo algunos de los virus más agresivos, como el del Nilo Occidental, el SARS, el Ebola y el de la Hepatitis C, interactúan con sus anfitriones.

Todos estos virus son muy peligrosos, y para su estudio habitualmente se han venido empleando modelos animales, que dificultan la investigación genética a gran escala.

Durante años se ha utilizado en investigaciones biomédicas al gusano C. elegans porque muchos aspectos de su biología, como la genética, el desarrollo, e incluso el funcionamiento de sus neuronas, reflejan la biología de los seres humanos. Sin embargo, no se conocía ningún virus que infectase a esta ascáride de un milímetro de longitud, por lo que no fue utilizado como modelo para el estudio de infecciones virales.

Los investigadores de la UCR han desarrollado, sin embargo, una cepa de C. elegans en la que puede reproducirse un virus animal, permitiendo trazar un mapa de la delicada interacción entre virus y anfitrión.

Organismo modelo para virus peligrosos
Gusano C. elegans. (Foto: UCR )
El equipo de la UCR ha demostrado que la copia del virus en el gusano provoca una respuesta antiviral conocida como ARN silenciador o ARN interferencia (ARNi). El ARNi específicamente destruye al ARN viral, que crea proteínas necesarias para el funcionamiento del virus. Este responde produciendo una proteína que actúa como un supresor del ARNi para neutralizar la respuesta antiviral del anfitrión. En los experimentos, la infección viral no se desencadenó cuando el supresor viral del ARNi fue inactivado por mutaciones genéticas en el sistema del anfitrión.

El sistema ARNi del C. elegans es considerado un sistema análogo al humano, debido a los paralelismos que tiene con éste. Ello lo convierte en una herramienta valiosa para estudiar la forma en que los virus interactúan con sus anfitriones, a fin de descubrir nuevos tratamientos contra las enfermedades causadas por los virus que aquejan a la humanidad.

La maquinaria del ARNi es muy similar entre humanos y C. elegans, y los virus humanos como el de la Gripe A y el del SIDA producen supresores del ARNi. Cabe pues preguntarse si podríamos tratar las enfermedades virales humanas usando inhibidores químicos de los supresores virales de ARNi.

Los métodos esbozados en el estudio están ahora usándose para generar cepas adicionales de C. elegans destinadas al examen químico de compuestos que desactivan supresores del ARNi asociados con la gripe aviaria, el SIDA y otras enfermedades.


Más artículos
Misterios formación embrionaria
Mecanismo molecular plumas
Revelan genoma del arroz
Antibióticos matan bacterias
Rastrean evolución felinos ADN
Antiguos agujeros ozono
Contradefensa bacterias
Capacidad reconocimiento langostas
Inmovilización bacterias
Vegetales se diferencian ellos mismos
Células madre de cordón umbilical
Origen tuberculosis
Antiguedad del calzado
Organismo modelo para virus peligrosos
Rechazo en trasplantes
Microbio clave vida oceánica
Nutrias conservan calor
Hormona mosquito malaria
Normas culturales sociedades humanas
Conservación de barco