Biología

Fotosintesis en las profundidades del mar

El hallazgo ha sido hecho por un equipo de investigadores encabezado por J. Thomas Beatty de la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá.

El descubrimiento de la bacteria verde del azufre viviendo cerca de las fumarolas hidrotermales próximas a las costas de México tiene implicaciones muy importantes para el estudio de las fronteras de la vida, y la capacidad de supervivencia de ésta, tanto en la Tierra como posiblemente en otros planetas.

Las bacterias fueron encontradas en un campo de fumarolas llamado 9 Norte, cerca de las costas mexicanas. Parece ser que la bacteria vive en la delgada frontera entre el agua extremadamente caliente (350 ºC) que sale de las fumarolas y la gélida (2 ºC) que la rodea.

El equipo recolectó muestras de agua alrededor de las fumarolas hidrotermales de 9 Norte y áreas circundantes. De las muestras recogidas cerca de las fumarolas, cultivaron en el laboratorio un microbio que crece en respuesta a la iluminación existente cerca de ellas. Empleando análisis de ADN, el equipo clasificó el microbio como miembro de la familia de la bacteria verde del azufre, que usa luz y azufre para obtener energía.

Esto es algo sorprendente, en el sentido de que nadie podía esperar encontrar fotosíntesis en una región del mundo tan oscura. La luz solar penetra de 100 a 200 metros en el océano, atenuándose conforme aumenta la profundidad. Ya que los organismos viven a unos 2.400 metros bajo la superficie, el equipo ha llegado a esta conclusión de que obtienen luz de las fumarolas hidrotermales.

El sistema de fotocaptación de la bacteria emplea un complejo de clorosomas, que actúa básicamente como una antena parabólica, para recolectar de modo eficiente la luz que puede y transferirla al centro de reacción del organismo, donde la fotosíntesis se lleva a cabo.

Fotosíntesis submarina
La luna Europa podría tener vida en su océano líquido bajo el hielo (Foto: JPL)
El hallazgo muestra que la fotosíntesis no está limitada a la superficie de nuestro mundo. Por tanto, nos permite tener en cuenta otros lugares de la Tierra donde encontrar fotosíntesis, así como plantearnos escenarios de otros planetas hasta ahora no considerados.

Por ejemplo, Europa, luna de Júpiter de tamaño planetario, es conocida por presentar algunas de las condiciones necesarias para albergar vida. Sin embargo, está demasiado alejada del Sol para que la fotosíntesis como se entendía hasta ahora hubiese sido considerada como mecanismo para la vida. En el momento actual, cabe plantearse un cambio de enfoque al respecto.

Se cree que bajo la superficie helada de Europa hay océanos líquidos, y se especula con que en el fondo de ellos habría fumarolas hidrotermales muy calientes, con potencial para sustentar organismos fotosintéticos.


Más artículos
Procesamiento secuencias genómicas
Etiquetas ADN
Células madre piel
Vuelo colibrí
Mamífero venenoso
Muerte celular
Oir emitir sonidos
Fotosíntesis submarina
Caballo americano
Identificación olor
Comunicación entre células nerviosas
Virus primates
Apareamiento mariposas
Actividad retina
ADN dañado
Genoma virus gripe
Gorilas y herramientas
Fotoliasa
Enfermedades autoinmunológicas
Velocidad máxima animales