Biología

Paso vital en la migración celular

(NC&T) Un grupo de investigadores médicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego (UCSD) ha realizado un estudio en el que describen cómo la interacción de un receptor de adhesión alpha4 integrina con una proteína llamada paxilina crea movimiento direccional en una célula inhibiendo una proteína llamada Rac.

Entender cómo esta proteína contribuye al movimiento direccional de una célula proporciona una nueva comprensión de la migración celular, y podría conducir a intervenciones terapéuticas en las enfermedades autoinmunológicas como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Crohn. Puesto que la migración de la célula tiene un papel importante en la respuesta inmunológica, como cuando los leucocitos se mueven hacia su objetivo, una terapia que detiene ese movimiento podría potencialmente ayudar en los trastornos autoinmunológicos, en los que el sistema inmunológico del cuerpo incorrectamente ataca a su propio tejido.

Desde la génesis de la vida humana hasta el nacimiento y más allá, la migración celular es un proceso complicado y sumamente importante que aún no se comprende del todo. Una célula debe ser polarizada para que los procesos moleculares en sus extremos sean diferentes, conduciendo al movimiento. Uno de los primeros pasos en la migración celular es la iniciación de la actividad por Rac que extiende prominencias fuera de la célula. Estas protuberancias sirven de elementos de arrastre para la migración. Si Rac estuviera activo por toda la célula, entonces extendería prominencias en todas las direcciones, en esencia confinando la célula en un solo lugar.

Hasta ahora, los investigadores han tenido una comprensión limitada del mecanismo molecular que inhibe la actividad Rac en la parte trasera de la célula, para mantener el movimiento direccional. En los experimentos de laboratorio con células humanas y animales, el equipo de la UCSD descubrió que la alpha4 integrina produce enzimas que bloquean la actividad Rac sólo detrás de una célula reptante.

Las alpha4 integrinas están ampliamente expresadas en leucocitos del sistema inmunológico (como células T), músculo estriado y liso, y neuronas.


Más artículos
Orígen mamífieros
Vuelo mariposas
Migración celular
Fósiles historia
Moscas control remoto
Hierba biocombustible
Pesca arrastre Baleares
Tejido bactericida
Genes HOX
Extremos cromosoma telómero
Prueba colorimétrica proteínas
Vendas alta tecnología
Macacos Gibraltar
Captación nutrientes plantas
Hemoglobinas plantas
Cromosomas desiertos genéticos
Sonido sandías defectuosas
Cromosoma X
Genes bacterias
Bacteria E. Coli