Biología

Secuenciada la mas antigua proteína fósil humana

Este logro lo ha hecho posible un equipo internacional conducido por investigadores del Departamento de Evolución Humana, del Instituto Max Planck para la Antropología Evolucionista, en la Universidad Liepzig, Alemania, y de la Universidad de Washington en St. Louis, EE.UU.

Erik Trinkaus, profesor en la Universidad de Washington en St. Louis, está convencido de que este trabajo abre la posibilidad de obtener información detallada de la proteína en poblaciones humanas pasadas, para hacer deducciones acerca de la evolución de la dieta humana y su fisiología.

Es raro recuperar una proteína de esta antigüedad, y muy útil para poder determinar su secuencia de aminoácidos, que permite, al igual que el ADN, obtener información sobre las relaciones genéticas entre las especies extintas y las actuales. Como el ADN antiguo raramente sobrevive, este nuevo método abre la posibilidad de determinar estas relaciones en fósiles arcaicos que ya no contienen ADN.

La investigación presenta la secuencia para la proteína ósea denominada osteocalcina, de un Neandertal de la Caverna Shanidar, así como la osteocalcina de primates vivos actuales (humanos, chimpancés, gorilas y orangutanes). El equipo constató que la secuencia del Neandertal equivale a la de los humanos modernos.

Proteína fósil humana
Cráneo de un Neandertal de hace 75.000 años, de la cueva Shanidar (Foto: Erik Trinkaus)
El equipo también encontró una notable diferencia de las secuencias de Neandertal, humanos, chimpancés y orangutanes con respecto a las de gorilas y la mayoría de mamíferos. Esta diferencia de secuencia está en la posición nueve, donde el aminoácido hidroxiprolina es reemplazado por prolina.

Los autores sugieren que ésta es una respuesta dietética, dado que la formación de hidroxiprolina requiere vitamina C, que abunda en las dietas de los herbívoros como los gorilas, pero puede faltar en las dietas de los primates omnívoros como los humanos y Neandertales, orangutanes y chimpancés. Por consiguiente, la capacidad para formar proteínas sin la presencia de vitamina C pudo haber sido una ventaja para estos primates si este nutriente faltaba en sus dietas regularmente.


Más artículos
Elefantes imitación sonidos
Plantas leyes herencia
Estrógeno conducta sexual
Proteína fósil humana
Luz reloj biológico
Hierro plantas marinas
Transmisiones neuronales
Inteligencia aves
Biotecnología microbios
Olfato insectos
Genética alcoholismo
ADN pares bases
Molécula foto-protección plantas
Origen cerdos domésticos
Retrovirus primates
Origen veneno serpientes
Gusanos nematodos
Flotabilidad peces
Gran Extinción
Genes intestino humano