Biología

Un receptor de estrogeno influye en la conducta sexual

Los investigadores del Sistema de Salud de la Universidad de Virginia han descubierto una nueva tendencia en el papel que los estrógenos desempeñan en el desarrollo de las diferencias conductuales entre machos y hembras.

En pruebas de laboratorio con ratones, los investigadores encontraron evidencia de que un receptor de estrógeno en el hipotálamo, llamado ERb, regula la desfeminización, un proceso por el cual los machos pierden la capacidad para ostentar el comportamiento propio de una hembra en la edad adulta.

Los investigadores sostienen la hipótesis de que los varones neonatales son expuestos al esteroide estradiol (una forma de estrógeno natural) producido por sus testículos. El estradiol liga al receptor de estrógeno (ERb) y actúa activando, o desactivando, otros genes que esculpen la arquitectura neural requerida para la función adulta.

Emilie Rissman, autora principal del estudio, una profesora de bioquímica y genética molecular en la Universidad de Virginia, y especialista en la genética de comportamiento mamífero, señala que ella y sus colegas pretenden encontrar esos genes, averiguar dónde residen exactamente en el cerebro, cuáles son las etapas clave del desarrollo, y los blancos celulares de tales genes. Resulta significativo para los investigadores el hecho de que los fetos masculinos están expuestos a estrógeno en su desarrollo normal y las hembras no lo están porque los ovarios no se desarrollan completamente hasta la pubertad.

Este papel recién descrito para el ERb podría ser importante en la investigación sobre las diferencias conductuales entre hombres y mujeres, en áreas como la agresividad, la crianza, y la cognición. El descubrimiento también podría ayudar a los científicos a encontrar por qué algunas enfermedades afectan a hombres y mujeres de modo diferente. Es el caso de la depresión, la Enfermedad de Alzheimer y la esclerosis múltiple, por nombrar sólo unas cuantas. El Lupus, por ejemplo, afecta nueve veces más a las mujeres que a los hombres. La depresión afecta también más a las mujeres que a los hombres. Mientras más sepamos sobre estas diferencias sexuales establecidas en el cerebro y la periferia, es más probable que descubramos curas.


Más artículos
Elefantes imitación sonidos
Plantas leyes herencia
Estrógeno conducta sexual
Proteína fósil humana
Luz reloj biológico
Hierro plantas marinas
Transmisiones neuronales
Inteligencia aves
Biotecnología microbios
Olfato insectos
Genética alcoholismo
ADN pares bases
Molécula foto-protección plantas
Origen cerdos domésticos
Retrovirus primates
Origen veneno serpientes
Gusanos nematodos
Flotabilidad peces
Gran Extinción
Genes intestino humano