Biología

Relación entre mitocondrias y cáncer

(NC&T) Un equipo de investigadores del Beatson Institute for Cancer Research, de la Universidad de Glasgow, ha descubierto el papel que desempeñan en el cáncer las mitocondrias (estructuras complejas que son las "centrales de producción de energía" de nuestras células). Han comprobado cómo el aumento excesivo de una molécula metabólica sencilla en la mitocondria puede activar una secuencia de eventos que conduce al crecimiento tumoral.

El descubrimiento aumenta nuestra comprensión de la base molecular de varios tipos de cáncer, lo cual es crucial para el desarrollo de nuevos métodos tendentes a prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad.

Los científicos saben que un cierto número de genes que codifican la maquinaria que genera energía de la mitocondria son supresores de tumores y su mal funcionamiento puede ocasionar cáncer. Pero, hasta ahora, no se comprendía cómo las mutaciones en estos genes conducen a la enfermedad.

El equipo examinó uno de estos genes llamado SDH, que codifica una molécula llamada succinato deshidrogenasa. Cuando el gen SDH está dañado, se concentra en las células un producto metabólico, llamado ácido succínico, incrementando los niveles de una proteína llamada HIF-1. La proteína HIF-1 se activa normalmente en respuesta a ciertas crisis celulares, como la falta de oxígeno. En estas condiciones, estimula el crecimiento de vasos sanguíneos para proporcionar más oxígeno a las células.

Los investigadores han encontrado que altos niveles de ácido succínico en la célula como resultado de mutaciones del SDH, elevan los niveles de HIF-1 al interferir en su degradación, resultando en el crecimiento impropio de vasos sanguíneos, lo que puede alimentar un tumor y diseminar el cáncer.

Tal como apunta el Dr. Lesley Walker, Director de Información sobre el Cáncer en el Cancer Research del Reino Unido, las mutaciones en SDH pueden predisponer a una persona al cáncer de riñón, glándulas suprarrenales y tiroides. Los cambios en la actividad SDH también pueden estar asociados a cáncer de estómago y de intestino.

Este estudio es de gran importancia porque es el primero en encontrar un mecanismo molecular que enlaza las mutaciones mitocondriales con la formación del tumor. Aumentar nuestra comprensión de la base molecular del cáncer es crucial para encontrar nuevos métodos de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.


Más artículos
Experimentos animales
Número genes humanos
Nuevos microbios
Biodiversidad
Adhesivos autolimpiables
Murciélago vampiro
Teoría evolución especies
Fósiles dinosaurios
Hélice
Especies bacterias
Músculos insectos
Picaduras mosquitos
Cáncer mitocondrias
Evolución murciélagos
Reproducción hormigas
Análisis ADN
Plantas carnívoras mecanismo
Suicidio celular
Monos rhesus humanos
Virus obedientes